Tras encuentro en Roma los 34 obispos chilenos presentan su renuncia al Papa

Vídeo: Tras encuentro en Roma los 34 obispos chilenos presentan su renuncia al Papa

Los sacerdotes se reunieron durante tres días con el sumo pontífice para discutir los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos en Chile.

Roma, 18 de Mayo de 2018.- Todos los obispos chilenos presentaron su renuncia ante el papa Francisco por los casos de abusos, después de haberse reunido con él durante tres días en el Vaticano, anunciaron en una nota conjunta.

Un total de 34 obispos de Chile fueron convocados desde el 15 al 17 de mayo para reunirse con el papa Francisco después de los graves errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos, sobre todo en relación al caso de Juan Barros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

En una carta el Papa expresó en duros términos sus reproches a la conductas de los obispos, quienes no sólo no denuncieron los abusos, sino que además los encubrieron en muchos casos.

En la misiva, Francisco señala que existe una “herida abierta, dolorosa” y que “ha sido tratada con una medicina que, lejos de curar, parece haberla ahondado más en su espesura y dolor”.

Además, se refiere al abuso de poder  de la alta jerarquía de la iglesia chilena, el egocentrismo y la poca caridad que llevó a creer su dignidad por sobre los derechos fundamentales de las personas a las que debían de haber protegido “se ensimismó de tal forma que las consecuencias de todo este proceso tuvieron un precio muy elevado: su pecado se volvió el centro de atención”.

“Mis enviados han podido confirmar que algunos religiosos expulsados de su orden a causa de la inmoralidad de su conducta y tras haberse minimizado la absoluta gravedad de sus hechos delictivos atribuyéndolos a simple debilidad o falta moral, habrían sido acogidos en otras diócesis e incluso, en modo más que imprudente, se les habrían confiado cargos diocesanos o parroquiales que implican un contacto cotidiano y directo con menores de edad”

El Papa insta a los responsables de la iglesia a ir esta vez más allá, ya que esto pasa por superar el escándalo más importante en la historia de la  Iglesia Chilena, se deben tomar medidas más allá de la designación de cargos, ya que deben ser también reformadas las directrices sobre el tratamiento de estos casos, el Papa apunta a la poca probidad de los sacerdotes encargados de los procesos de investigación de estas denuncias “incluso la destrucción de documentos comprometedores por parte de encargados de archivos eclesiásticos, evidenciando así una absoluta falta de respeto por el procedimiento canónico y, más aún, unas prácticas reprobables que deberán ser evitadas en el futuro”.

Gran parte de los obispos regresan hoy al país, y en los próximos días se conocerán las nuevas designaciones vaticanas, que serán el primer punto en un esfuerzo por rectificar, desde una profunda autocritica, primer paso en un camino muy largo de reconciliación con miles de fieles que en algún momento creyeron y hoy observan, esperando tomar una decisión, “quedarse o también partir”.

 

 



Sobre WordPress