Valparaíso: Académicos de la UPLA usan la robótica para potenciar el aprendizaje de la matemática en escuela municipal de Playa Ancha

El proyecto, además ha permitido fortalecer otros aspectos como el trabajo en equipo y la comprensión lectora.

Valparaíso, 13 de Noviembre de 2017.- Fomenta la exploración de forma natural y lúdica, desarrolla la creatividad, genera relaciones constructivas con la tecnología y refuerza la autoestima, esos son sólo algunos de los beneficios que conlleva el uso de la robótica en la sala de clases y que han podido observar en la Escuela Estado de Israel E-312, ubicada en el cerro de Playa Ancha, en Valparaíso, donde un equipo de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) se encuentra implementando un taller extracurricular sobre esta materia, a cerca de 30 niños y niñas de entre 4°, 5° y 6° básico.

La iniciativa corresponde a uno de los proyectos seleccionados en la Convocatoria 2017 de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos de la Casa de Estudios porteña- enmarcada en su política de Vinculación con el Medio y en el Convenio de Desempeño “Innovación social para el desarrollo territorial de Playa Ancha”- y responde a las necesidades manifestadas por el propio establecimiento, reconocido por presentar un alto índice de vulnerabilidad (86,7%, JUNAEB).

Al respecto, el responsable del proyecto, Mg. Juan Carlos Medina, del Departamento Disciplinario de Matemática y Estadística de la universidad, explica que el objetivo principal es estimular la generación de capacidades y habilidades de pensamiento computacional, con el fin de potenciar los aprendizajes matemáticos en los alumnos y alumnas.

“Se busca desarrollar habilidades, destrezas en los niños y un pensamiento algorítmico, que les permita ver la matemática desde otro punto de vista (…). Ellos van trabajando conceptos matemáticos en algo que es concreto y real, porque el niño necesita lo concreto y lo abstracto”, comenta el académico, quien aclara que el taller considera recursos y dispositivos tecnológicos como el programa Scratch, ampliamente utilizado en la enseñanza de las ciencias, placas programables y sensores para la captura de datos.

Según su colega, el Dr. Óscar Caneo, estas actividades y ejercicios implican una forma de razonar diferente que es fundamental en los niños y niñas, ya que “ellos tienen que pensar en el proceso: cómo modifican lo que ya hicieron, qué cosas le tienen que agregar, dónde se las tienen que agregar, qué instrucción les sirve, qué no les sirve, o sea, están pensando algorítmicamente, es decir, en cómo resolver algo, en términos de acciones y procesos”.

Por lo mismo, el taller no sólo estaría contribuyendo en el aprendizaje de la matemática, sino que además, en otros aspectos relacionados con la formación escolar. “Hemos ido viendo cómo los niños de a poquito han ido logrando, trabajar en equipo, que es súper importante, y también como muchas de las tareas que tienen que realizar, tienen que aprender primero a leer, lo que se desarrolla de cierta forma, es la comprensión y en el fondo, no llegar y rápidamente ejecutar, sino que pensar. Buscar cuál es la mejor solución y esa, llevarla a cabo”, comenta la Directora de la Escuela Estado de Israel, Adriana Salazar Espinoza.

Cabe señalar que este proyecto es posible gracias al financiamiento de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos de la UPLA y a aportes de la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP).



Sobre WordPress