Presidenta Bachelet inaugura el primer año académico de la nueva Universidad de Aysén

Durante la inauguración del año académico de la Universidad de Aysén, la Mandataria aseguró que su creación “significa poner a este territorio en línea con las mejores tradiciones de la educación pública. Una universidad laica, abierta, tolerante y que piensa en el país”.

 

Bachelet Aysen XX 2104Coyhaique, 21 de Abril de 2017.- Hasta Coyhaique, llegó la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, junto a la ministra de Educación, Adriana Delpiano, para inaugurar el primer año académico de la nueva Universidad de Aysén, que recibió las postulaciones de 452 jóvenes, siendo seleccionados en función de la matrícula 92 estudiantes, mayormente de la región. De ellos, 46 accedieron a la gratuidad, equivalente al 50% de los matriculados.

Tras conversar con alumnos y autoridades, la Gobernante comenzó su intervención subrayando que “estamos saldando una deuda con Aysén, y podemos decir con orgullo que ya no hay ninguna región del país que no cuente con universidad del Estado. Al hacerlo, lo que estamos haciendo es redoblar el compromiso, y consolidar, además, el compromiso nacional que tenemos con asegurar una educación de calidad, y también con el rol que al Estado le cabe en esta misión”.

Del mismo modo, reiteró que “desde el primer día de Gobierno y aun desde antes, cuando discutimos con miles y miles de ciudadanos nuestras bases programáticas, pusimos la educación en el centro de nuestros esfuerzos. Fue la tarea número uno a enfrentar con todas sus complejidades. Educación de calidad para todos, desde la educación parvularia hasta la educación superior, poniendo el acento donde se debe, que es la buena educación para cada niño, niña y joven, y no en la obtención de ganancias, porque a partir de un derecho social no es posible lucrar”.

En este sentido, destacó que la creación de esta casa de estudios junto a la de O’Higgins, completa la presencia del Estado en la educación superior de todas las regiones de Chile y agregó que “esta universidad significa poner a este territorio en línea con las mejores tradiciones de la educación pública. Una universidad laica, abierta, tolerante y que piensa en la región, pero también, desde la región, piensa en el país”.

La Presidenta Bachelet expresó que “el prestigio de la universidad pública se hace evidente con el alto interés que generó entre los estudiantes: por cada cupo ofrecido hubo más de 4 postulantes, y esto demuestra lo absolutamente necesario que era abrir esta universidad. Y lo mismo podemos decir de sus académicos”.

Actualmente, se imparten seis carreras: Ingeniería Civil Industrial, Ingeniería Forestal, Agronomía, Enfermería, Obstetricia y Trabajo Social en el Campus Rio Simpson hasta el año 2021, y se encuentra en remodelación la Casa Central, entregada en comodato por el Gobierno Regional y cuyas obras terminan a fines de este año. Cuenta con 10 académicos con grado de postgrado, quienes también serán responsables de desarrollar actividades de investigación.

Además, se firmaron los convenios de colaboración con la Dirección Regional del Trabajo para la ejecución de la Escuela Sindical con enfoque de género en la comuna de Puerto Aysén; con el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes; con la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile para la realización conjunta del torneo de debate DELIBERA; con la SEREMI de Agricultura para investigación en área agrícola; con el Centro de Investigación y Estudios de la Patagonia, CIEP (CONICYT y Gobierno Regional); y un Protocolo de acuerdo para ser parte de Ciencia Aysén.

La Mandataria valoró que “de sus 92 primeros alumnos, la mitad de ellos no deberán pagar para estudiar. Y si a ello sumamos a quienes están recibiendo becas y crédito solidario, el saldo es que precisamente dos de cada tres estudiantes de la universidad de Aysén cuentan con el apoyo del Estado para financiar sus estudios”.

Respecto a la gratuidad, señaló que ellos son parte de los cerca de 240 mil alumnos que a lo largo del país estudian de manera gratuita en universidades, centros de formación técnica e institutos profesionales.

“No podemos desandar el camino por el que transitamos. La sociedad chilena tomó una decisión y lo que corresponde a sus mandatarios es implementarla: la educación no es un bien de consumo para unos pocos, sino que debe ser consagrada como un derecho para todos. Eso es lo que estamos haciendo con la ley de Educación Superior en el congreso, que establece la gratuidad como una certeza para el futuro, y que nos permitirá seguir avanzando”, aseguró.

Finalmente, la Jefa de Estado dijo que “esta universidad que abre sus puertas está llamada a hacer una contribución inestimable en la región, de cara a un mejor porvenir para todos y todas”.



Sobre WordPress