País: Colegio de Ingenieros de Chile celebra su aniversario 59 y plantea la carta de navegación de sus profesionales para los próximos años

Entre sus objetivos estratégicos destacan ser referente técnico aportando al desarrollo del país y no sólo a través de su estrecha relación con las autoridades y la sociedad civil, sino también a través del fortalecimiento de su presencia nacional a través de sus consejos zonales.
Santiago, 15 de Febrero de 2017.- “Hoy nuestro principal rol es que fomentamos el encuentro de diferentes perspectivas técnicas, políticas, culturales y sociales, contribuyendo en entregar a la ciudadanía de los distintos países una visión informada de los hechos técnicos relevantes que ocurren en nuestro entorno para seguir avanzando en la internacionalización de nuestra ingeniería chilena de clase mundial.

Así resume el Presidente Nacional del Colegio de Ingenieros, Cristian Hermansen, los objetivos estratégicos que guiarán la labor de la institución durante los próximos años, reflexiones que se dan en el contexto de la celebración su quincuagésimo noveno aniversario desde su creación mediante ley Nº12.851 del año 1958, apoyando a la ingeniería y a sus profesionales.

“En todos estos años los ingenieros, en especial a través de nuestro Colegio, hemos concretado sueños y aspiraciones de las personas, contribuyendo al desarrollo de nuestro país, tanto en el diseño y planificación de obras materiales, como en los complejos procesos de gestión que son necesarios para la administración del país, sus empresas e instituciones”, indica Cristian Hermansen.

En esa línea, el destacado profesional admite con orgullo que en los últimos años, se han convertido en un referente técnico aportando al desarrollo del país, potenciando la posición del Colegio frente a las autoridades y la sociedad, con una presencia nacional a través de sus consejos zonales.

Para Hermansen es fundamental destacar que “nuestra profesión tiene la capacidad para aplicar y adaptar la ciencia y la tecnología, utilizando innovación para aportar valor a la sociedad y al mundo, siempre apegados en nuestro ejercicio a la ética y la responsabilidad profesional”.

Y consultado frente a los cuestionamientos que ha debido enfrentar la profesión durante el último año, Cristian Hermansen asegura que con mayor razón los ingenieros de todas las especialidades “debemos comprometernos con la ingeniería de verdad con sólidos principios éticos, de un trabajo bien hecho en todos sus aspectos, cumpliendo todas las normas en un ambiente competitivo, y también debemos preocuparnos de la seguridad de todas las personas en el desarrollo de nuestro trabajo y también evitar daños a la población por trabajos mal planificados o mal ejecutados”.

En este desafío de lograr un desarrollo profesional acorde con los nuevos tiempos de globalización, admite que un elemento clave es abordarlo “con una visión de futuro de largo plazo, y poner en valor también desde la sociedad civil y desde el mismo ejercicio de la profesión la labor como ingenieros en las diversas especialidades hacemos al país”.



Sobre WordPress