Myanmar: Aung San Suu Kyi visitó minoría rohingya, por primera vez

  • Publicado jueves 2 noviembre 2017 | 17:29 GMT -3
  • Asia
  • Enviar

La líder birmana, Aung San Suu Kyi, visitó este 2 de noviembre el convulso y norteño estado de Rajine, donde habló con musulmana rohingya, sin mencionar causas que llevaron a que más de medio millón huyeran a Bangladesh.

Daca, 02 de Noviembre de 2017.- La líder birmana, premio Nobel de la Paz, ha sido duramente criticada internacionalmente por no condenar la operación del Ejército, que presuntamente es responsable de violaciones, incendios y asesinatos multitudinarios desde que estalló la violencia en agosto.

El Gobierno del país de mayoría budista sostiene que tan solo ha llevado a cabo una operación de seguridad en Rajine después de que milicianos rohingya atacaran puestos de la Policía y el Ejército a finales de agosto.

Sin embargo, informes de la ONU concluyeron que las fuerzas de seguridad birmanas están tratando de expulsar sistemáticamente a los rohingya destruyendo pueblos, reuniendo a los líderes de las comunidades, matando a civiles y violando a mujeres y niñas.
Suu Kyi promete reconstrucción de pueblo de Pan Taw

Suu Kyi, que dirige de facto el Gobierno de Myanmar, visitó el pueblo de Pan Taw Pyin, uno de los cientos que quedaron arrasados por las llamas, y prometió que será reconstruido, contó a dpa un residente.

Según dijo, las autoridades eligieron a determinados habitantes para que hablaran con la mandataria. Durante su visita a Rahine evitó hablar de las causas del éxodo masivo. En un discurso en septiembre había dicho que no sabía por qué los rohingyas huían del país y aseguró que quería hablar con los que no huyeron.

Ante el pedido de que se le retire el Nobel de la Paz, la Academia del Nobel aseguróque esto es imposible. Algunos rohingya continúan en Rajine, en pueblos en los que los ciudadanos están muriéndose de hambre y tienen prohibido salir para comprar alimentos en mercados locales. Myanmar ha impedido que las agencias de las Naciones Unidas trabajen en la zona, aunque la Cruz Roja tiene acceso limitado.

Más 600 mil personas desplazadas y en condiciones infrahumanas
Se calcula que más de 600.000 rohingya, que no están reconocidos como ciudadanos en Myanmar, están en campos de refugiados en el vecino Bangladesh en condiciones pésimas. Save the Children denunció que uno de cada cuatro niños sufre malnutrición aguda y los doctores han informado de niños con lesiones por violación.

El Gobierno de Suu Kyi negocia con Bangladesh las condiciones para el regreso de los rohingya al país. De todas formas, la mayoría no quiere volver, al no contar con la ciudadanía. Pese a que la minoría musulmana vive desde hace décadas en el país, Myanmar los considera inmigrantes ilegales.



Sobre WordPress