Macron aboga por la solución de los dos Estados ante Natanyahu

  • Publicado Domingo 16 Julio 2017 | 17:34 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Es la primera reunión bilateral entre el presidente francés y el primer ministro israelí, con motivo de la conmemoración en París de la mayor deportación de judíos hecha por colaboracionistas franceses hace 75 años.

 

París, 16 de Julio de 2017.- El presidente francés, Emmanuel Macron, ratificó este domingo, en compañía del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, la responsabilidad de su país por la mayor deportación de judíos en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, hace 75 años. Los dos mandatarios depositaron flores en el monumento erigido en París en memoria de las víctimas de la redada del Velódromo de Invierno, conocido en francés como Vél d’Hiv.

Por encargo de las fuerzas ocupantes alemanas, policías franceses habían arrestado el 16 y 17 de julio de 1942 a unos 13.000 judíos, entre ellos unos 4.000 niños, que fueron encerrados en un velódromo de París y luego deportados por las SS hitlerianas a campos de exterminio en el este de Europa. Macron admitió hoy que “Francia organizó la redada y más tarde la deportación” y que “ni un solo alemán participó en la organización”. Durante muchos años, la participación francesa en la operación nazi fue un tabú en el país. No fue hasta 1995 cuando Jacques Chirac se convirtió en el primer presidente francés en pedir disculpas.

Primera reunión bilateral
Netanyahu calificó la invitación para que participara en el acto conmemorativo en París como un “gesto muy, muy fuerte” que demuestra la profundida amistad entre Francia e Israel. Después de la ceremonia, Macron Y Netanyahu mantuvieron por primera vez conversaciones directas en el Palacio del Elíseo, centradas en el conflicto en Cercano Oriente y la guerra en Siria. El presidente francés llamó a que se reanuden las negociaciones sobre una solución de dos Estados entre Israel y los palestinos, paralizadas desde 2014. “Francia está dispuesta a apoyar todas las gestiones diplomáticas que vayan en esta dirección”, subrayó Macron.

El presidente francés, en una comparecencia conjunta al término de dos horas de entrevista en el Palacio del Elíseo, reiteró a Netanyahu el “apoyo indefectible” a que Israel tenga garantizada su seguridad, con una alusión expresa a la potencial amenaza de Irán, pero también criticó la colonización de los territorios palestinos ocupados. “Las condiciones de la negociación y de la paz no deben ser cuestionadas en la práctica”, señaló, e insistió en que el objetivo tienen que ser dos Estados “con fronteras seguras y reconocidas y con Jerusalén como capital”.

Netanyahu hizo notar, por su parte, que “los palestinos se niegan a reconocer un Estado judío independiente” al margen de las fronteras que tenga, y contó que había transmitido a su interlocutor la inquietud israelí “ante cualquier forma de agresión” por parte del grupo yihadista Estado Islámico o de Irán.



Sobre WordPress