Aumenta escalada de EI en Líbano

EI atacó con misiles región cristiana libanesa. Por su parte, Fuerzas Militares del Líbano han emprendido una ofensiva, advirtiendo que “cuentan con apoyo político y popular”, y “no necesitan ayuda de milicias”.

Beirut, 07 de Agosto de 2017.- Los misiles disparados por los yihadistas cayeron en los alrededores de Qaa, de mayoría cristiana, donde las Fuerzas Armadas han reforzado sus posiciones, así como en Ras Baalbeck, donde se espera el inicio de una operación militar para expulsar a los radicales de las zonas que controlan en el Líbano. Las unidades militares respondieron al ataque bombardeando las posiciones yihadistas en Ras Baalbeck y Qaa.

El grupo chií Hizbulá inició una ofensiva el pasado 21 de julio en la región de Arsal contra el Organismo de Liberación del Levante -alianza de la exfilial siria de Al Qaeda- y en una semana consiguió recuperar el control de la mayor parte del área, tras lo cual pactó un alto el fuego y la evacuación de sus rivales a territorio sirio.

Sin embargo, el EI todavía mantiene el control de amplias áreas en la zona fronteriza entre el Líbano y Siria.
Estado Islámico versus milicias antiyihadistas, más Ejército del Líbano

Por su parte, el Ejército libanés dice que “no necesita ayuda” y luchará en solitario contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la región fronteriza con Siria que los radicales controlan, dijo una fuente militar, después de que el grupo chií Hizbulá ofreciera ayuda a las tropas.

“El Ejército está bien preparado para ofensiva contra Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico)”. “Las Fuerzas Armadas “cuentan con apoyo político y popular” en el Líbano, destacó la fuente.

El líder de Hizbulá, el jeque Hasan Nasralá, afirmó que sus milicianos estarán “al servicio” de las tropas cuando lancen el asalto contra los extremistas. Las Fuerzas Armadas han bombardeado en los últimos días posiciones del grupo radical en las alturas de Ras Baalbeck y Al Qaa, en el norte del valle oriental de la Bekaa.

En un comunicado, el Ejército informó de que atacó de nuevo con artillería pesada posiciones del EI en la zona de Ras Baalbeck, lo cual causó “numerosas pérdidas en las filas yihadistas”, sin precisar si son muertos o heridos, además de destruir varios vehículos empleados por los terroristas.

Hizbulá inició una ofensiva el pasado 21 de julio en la región de Arsal contra el Organismo de Liberación del Levante -alianza de la exfilial siria de Al Qaeda- y en una semana consiguió recuperar el control de la mayor parte del área, tras lo cual pactó un alto el fuego y la evacuación de sus rivales a territorio sirio.

Aun así, Nasralá aseguró que “está claro que el Ejército libanés liberará (del EI) las áreas de Ras Baalbeck y Al Qaa”, donde los yihadistas se han hecho fuertes a ambos lados de la frontera.



Sobre WordPress