Inclusión: Experta en Educación Inclusiva destaca nuevas medidas de accesibilidad anunciadas para la PSU 2017

María Teresa Hidalgo, miembro del Comité de Inclusión de Santo Tomás Viña del Mar y coordinadora regional de RESI, señala que con estas iniciativas se espera que aumente el número de personas en situación de discapacidad que ingresa a la Educación Superior.

 

Viña del Mar, 14 de Julio de 2017.- Hace algunos días el DEMRE anunció que para la próxima edición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), fijada para los días 27 y 28 de noviembre, se ofrecerá una serie de ajustes para permitir que las personas en situación de discapacidad rindan el examen en igualdad de oportunidades y con los apoyos necesarios para cada caso. Esta noticia fue valorada positivamente por la académica María Teresa Hidalgo, miembro del Comité de Inclusión de Santo Tomás Viña del Mar y coordinadora regional de la Red de Educación Superior Inclusiva (RESI).

“Considero que es una noticia importantísima y relevante, porque devela cambios positivos hacia la comprensión de lo que significa estar en situación de discapacidad. Nos alegra y nos da la esperanza de que hay mayor conciencia en las instancias de Gobierno respecto a la necesidad de ofrecer oportunidades equitativas a quienes se encuentran especialmente en situación de discapacidad sensorial”, dice.

“Se puede señalar que es una muestra concreta de los avances que el Ministerio de Educación está tratando de dar para cumplir con los compromisos contraídos como Estado, después de la firma de la Convención de los Derechos de Personas en Situación de Discapacidad, y en el marco de la ley 20.422”, complementa María Teresa Hidalgo.

Ajustes para postulantes en situación de discapacidad
Entre las medidas (conocidas como “ajustes”) dadas a conocer por el DEMRE para el Proceso de Admisión 2018, se encuentran las siguientes: posibilidad de agregar más tiempo a la duración de las pruebas, adaptar espacios físicos disponiendo de una sala individual o mayor iluminación, contar con baño adaptado, utilizar instrumentos como lupas, binoculares o computadores, disponer de hojas de respuesta en blanco y negro, utilizar macrotipos, presencia de intérprete de lengua de señas, etcétera.

La coordinadora regional de RESI agrega que “se espera que con estas medidas de accesibilidad se incremente el número de estudiantes en situación de discapacidad que pueda cursar carreras universitarias, aprovechando también las becas que existen para estos fines por parte de SENADIS. Así se irá incrementando verdaderamente la equiparación de oportunidades de acceso a la Educación Superior, algo que siempre les ha correspondido por derecho”.

A pesar de estos avances, la académica de Santo Tomás Viña del Mar advierte que “el DEMRE señala que la entrega de apoyos estará supeditada a la ‘disponibilidad de recursos’, así que esperemos que en zonas en las que hay menor demanda de estos apoyos, ellos también sean atendidos”.
Las solicitudes de apoyo serán recepcionadas hasta el 4 de agosto. Más información se puede encontrar en http://psu.demre.cl/inscripcion/postulantes-con-discapacidad.



Sobre WordPress