Hacienda dice que se podría hacer un gesto en gratuidad pero sin subir ni una décima del gasto fiscal de 3,9%

Desde Washington el secretario de Estado abordó el debate sobre la gratuidad en educación “partamos de la base que no hay congelamiento, todas las subvenciones están subiendo”.

Eyzaguirre en sus reuniones de trabajo en Washington, invitó a empresarios norteamericanos a confiar en el país, pues se trata de un destino serio para sus inversiones.

Washington, 13 de octubre de 2017.- Un completo análisis de la economía chilena presentó hoy en Washington el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre a empresarios norteamericanos que tienen sus inversiones en Chile.
En medio de las reuniones que se desarrollan en el marco del encuentro anual del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, el secretario de Estado abordó el debate que ha surgido en Chile en torno a los recursos destinados a la subvención escolar.
Al respecto el ministro fue enfático en aclarar que los recursos “no están congelados”. En ese sentido, detalló que “la subvención general sigue subiendo, con un reajuste que excede el costo de la vida. La subvención preferencial ha venido subiendo más allá de la inflación y la subvención para los grupos medios, que fue introducida por la Presidenta Bachelet, también ha seguido subiendo”.
Respecto del aporte por gratuidad, el secretario de Estado indicó que lo que se planteó en el Presupuesto 2018 es que “los recursos sigan creciendo, pero a tasas moderadas. No está congelado”, insistió.
El jefe de las finanzas públicas indicó que “el aporte de gratuidad, por tanto, va a subir también por arriba de la inflación; y lo que es más importante: la cantidad de niños a la que va a llegar crece en más del 50% en 2018 y se va a casi a duplicar cuando termine la transición, en la medida que los establecimientos pasen a ser sin fines de lucro y dejen de cobrar el copago”.
En ese sentido precisó que “ampliar la base de quienes lo reciben, subirlo por arriba del IPC ya es un esfuerzo enorme. Entonces, ir aún más allá de eso es más difícil, por las restricciones fiscales que el país conoce. En esto no se puede hacer milagros”.
En cuanto a la posibilidad de revisar los aspectos de gratuidad indicó que “siempre vamos a estar disponibles, porque el Presupuesto es un proyecto que se debe debatir en el Congreso. Pero partamos de la base de que no hay congelamiento, de que todas las subvenciones están subiendo, y ésta en particular también está subiendo, y no sólo en monto real, sino que también en cobertura. A partir de eso se puede conversar si eventualmente pudiera hacerse un gesto adicional, pero yo quiero dejar completamente claro que no nos vamos a mover ni una décima del 3,9% (de crecimiento del gasto público), porque eso es lo que necesitamos para reducir el déficit fiscal y mantener la credibilidad de la economía chilena”.
En la misma línea, añadió que “cualquier adición que podamos hacer a este aporte por gratuidad tiene que ser sobre la base de definir qué vamos a tener que reducir en otro lado. Y eso no es fácil, porque hoy día se pone la luz sobre esto, pero si hubiéramos bajado otra cosa, se pondría la luz sobre lo otro. Insisto en que no se pueden pedir milagros en esta materia, no es un buen síntoma”
En cuanto a las críticas esbozadas por el candidato presidencial Sebastián Piñera, quien acusó al Gobierno de la Presidenta Bachelet de faltar a sus compromisos, Eyzaguirre dijo que dicha postura le extraña profundamente.
“He oído al candidato Piñera decir que va a volver al copago y el aporte por gratuidad es precisamente para que no haya copago. Entonces, porqué por una parte dice que quiere volver al copago y por otra señala que lo que reemplaza al copago debe subir más”, se preguntó.

Empresarios
En el encuentro organizado por el Business Council for International Understanding (BCIU), entidad estadounidense sin fines de lucro a la que están afiliadas las principales compañías de ese país, cuyo norte es promover y ampliar el comercio internacional, el ministro de Hacienda explicó que tras la repentina recuperación que se observó en el mundo a partir de 2010, la economía mundial comenzó a perder fuerza y Chile, al igual como ocurrió con 17 economías emergentes exportadoras de commodities no estuvo ajeno.
No obstante, agregó que hoy el ciclo muestra signos de estar cambiando y por lo mismo, se observa una clara mejoría en varios indicadores económicos y en las expectativas. Por ello, invitó a los privados de EE.UU., a confiar en el país, pues se trata de un destino serio para sus inversiones.
El diagnóstico del secretario de Estado fue compartido por los privados, quienes valoraron el acento que se le ha dado al capital humano, la reforma educacional, los esfuerzos por diversificar las exportaciones y el que Chile sea una economía abierta a la inversión extranjera y al comercio internacional.
Cabe consignar que en estos días el FMI ha advertido que los niveles excesivos de desigualdad pueden erosionar la cohesión social, llevar a la polarización política y en última instancia a un menor crecimiento.



Sobre WordPress