Gran apoyo a movilización de docentes en huelga en Argentina

Unas 50.000 personas se movilizaron en Buenos Aires en apoyo a la huelga docente que busca mejoras salariales. Este martes marcharan los principales sindicatos en contra la política económica del Gobierno.

 

Argentina 0703Buenos Aires, 07 de Marzo de 2017.- Los maestros argentinos iniciaron este lunes (01.03.2017) una huelga en casi todo el país. La medida de fuerza fue acompañada con una multitudinaria marcha en la ciudad de Buenos Aires para reclamar la apertura de negociaciones salariales paritarias a nivel nacional.

La medida de protesta, que se extenderá durante 48 horas, fue decidida en reclamo de un aumento salarial. Según las estimaciones de los sindicatos, la adhesión al paro fue de alrededor del 85 % en todo el territorio.

Los docentes piden un aumento salarial del 35 % anual y alegan que los sueldos están atrasados ya que la inflación del 2016 superó el 40%. Para este 2017 el Gobierno de Mauricio Macri promete que la inflación se ubicará en torno al 17 %. Los maestros argumentan que para 2016 la promera había sido que la inflación sería del 25%.

El acto central se realizó al mediodía en la capital, donde decenas de miles de maestros marcharon desde el Congreso hasta el Ministerio de Educación. Según los organizadores, unas 50.000 personas asistieron a la manifestación.

El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (SUTEBA) de la provincia de Buenos Aires, Rodolfo Baradel, subrayó en tanto que “el paro es masivo en todo el país”. Hubo protestas en casi todas las provincias. Sólo en cuatro distritos se alcanzó un acuerdo salarial entre los gobiernos provinciales y los maestros.

En medio del conflicto, Baradel advirtió que nuevamente recibió amenazas de muerte. El miércoles el dirigente sindical había denunciado a Macri en la Justicia por presuntas amenazas, después de que el jefe de Estado afirmara ante el Congreso que el sindicalista “no necesita que nadie lo cuide” de las intimidaciones que dijo sufrir.

“Lo que está haciendo (Macri) es una suerte de amenaza velada”, aseguró el gremialista en la Justicia.

La reacción del Gobierno
“Lamento mucho que muchos hayan elegido el camino del oportunismo a través de un paro (huelga)”, declaró hoy el presidente argentino, Mauricio Macri, al inaugurar el ciclo lectivo en una escuela del pueblo de Volcán, en la provincia de Jujuy, donde en enero un alud de lodo y piedras dejó dos muertos, cientos de evacuados y causó destrozos.
El gobierno amenazó a los docentes con descontar los días no trabajados y aplicar sanciones a los gremios que protagonizan la huelga.

Nuevas protestas
Mientras tanto, para este martes (07.03.2017) la Confederación General de los Trabajadores (CGT), la central sindical más importante del país, se movilizará para protestar contra la destrucción de empleo y las políticas económicas del Gobierno.

En Buenos Aires, los gremios marcharán hacia la sede del Ministerio de Producción para escenificar su rechazo hacia los despidos y suspensiones -que castigan duramente a sectores como la industria y la construcción- y para reclamar al Gobierno medidas de protección para los trabajadores.
La dirección de la CGT evalúa, además, aprovechar la fecha para llamar a una huelga general.

“Hay una muy importante expectativa en todas las clases sociales, porque no solamente los trabajadores obreros sino los profesionales, afines, se sienten afectados por esa política que lo único que hace es sacar poder adquisitivo”, afirmó hoy Carlos Acuña, uno de los tres secretarios generales de la CGT.
Desde la central sindical critican la orientación de las políticas económicas del Gobierno porque consideran que solo favorecen a los empresarios sin contraprestación para los trabajadores.

En especial, alzan la voz contra los 120.000 despidos -según cálculos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa- y las suspensiones laborales masivas que se registraron en el último año y por los cierres de fábricas argentinas ante la apertura progresiva del mercado a las importaciones.

“Esta movilización tiene motivaciones políticas, porque las motivaciones que usan para justificarla son falsas (…) Cuando las cosas empiezan a mejorar, que haya una movilización y un corte de diálogo suena a que tiene que ver con el inicio de un año electoral. (…) El Gobierno y la CGT están embarcados en el mismo objetivo, la creación de empleo que es el problema estructural de la Argentina, la falta de demanda de empleo de calidad”, aseguró este fin de semana el ministro de Producción, Francisco Cabrera.
Para el miércoles 8 se esperan nuevas movilizaciones en el marco del paro internacional de mujeres.



Sobre WordPress