Fiscal general de Estados Unidos afirma que trató de impedir contactos con Rusia

“Ahora recuerdo la reunión de marzo de 2016 en el Hotel Trump a la que asistió el señor Papadopoulos”, dijo Sessions. “Después de leer sus declaraciones y, hasta donde yo recuerdo, creo que le dejé claro que él (Papadopoulos) no estaba autorizado para representar a la campaña ante el Gobierno ruso o ante cualquier otro Gobierno extranjero. Rechacé su sugerencia, porque pensé que era incorrecta”, subrayó Sessions.

Washington, 14 de Noviembre de 2017.- El fiscal aseguró que no hubo mala intención en ocultar al Congreso de EEUU los contactos entre miembros de la campaña de Trump e individuos ligados al Kremlin y que, simplemente, estaba muy ocupado en la campaña de Trump y, por eso, no recuerda con claridad algunos detalles.

“Era una campaña brillante, de muchas maneras. Pero también era un gran caos desde el día uno. A veces viajábamos a varios lugares en varios días, no teníamos mucho tiempo para dormir, y al mismo tiempo yo seguía siendo senador a tiempo completo”, se excusó Sessions, que representaba a Alabama en el Senado cuando se unió a la campaña de Trump.

Trump amenaza a Sessions
En marzo de este año, Sessions tuvo que apartarse de la investigación rusa por no haber revelado ante el Senado de EEUU los encuentros que mantuvo durante la campaña con el entonces embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, unas reuniones que generaron una gran polémica.

Trump ha amenazado en varias ocasiones con despedir a Sessions y ha llegado a expresar su enfado por la decisión de su fiscal general de apartarse de la investigación rusa, lo que desembocó en lo que el presidente considera “una caza de brujas” a manos del fiscal especial Mueller, que dirigió el FBI durante 12 años.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han concluido que Rusia influyó en las elecciones de 2016 para beneficiar a Trump, algo que el Kremlin ha negado rotundamente.



Sobre WordPress