Estados Unidos evalúa abandonar el Consejo de Derechos Humanos

El Gobierno de Trump espera varios cambios dentro de la entidad para mantenerse como Estado miembro.

 

Nikki Haley 0606Ginebra, 06 de Junio de 2017.- Después que la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, manifestara su desacuerdo con que Venezuela siga formando parte del Consejo de Derechos Humanos, anuncio que Estados Unidos está analizando si continua formando parte de este ente.

Para Haley,la permanencia de su país en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) está en modo espera, pues quieren ver qué medidas tomarán los Estados miembros antes de tomar una decisión.

En medio de un discurso emitido en un centro de estudios de Ginebra, Haley señaló que su país “no busca abandonar el CDH, sino restaurar su legitimidad”. También aclaró que si el Consejo “no cambia, entonces tendremos que perseguir la promoción de los derechos humanos desde afuera”.
“Ser miembro de este Consejo es un privilegio y a ningún país que viole los derechos humanos se le debería permitir tener lugar en esta mesa. Es duro aceptar que este Consejo nunca ha considerado una resolución sobre Venezuela, y que en marzo adoptó cinco resoluciones parciales contra un mismo país, Israel”, señaló Haley al argumentar su postura.

Los cambios necesarios
El Gobierno del presidente Donald Trump considera que hay una serie de cambios críticos que deben ocurrir en el seno de este ente, empezando por “evitar que los peores países violadores de los derechos humanos obtengan una silla” en el Consejo, formado por 47 países en aplicación de un mecanismo rotatorio. “Tenemos que cambiar las elecciones, de manera que los países se vean obligados a defender su candidatura en base a sus historiales y no en base a promesas”, sostuvo.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU igualmente reiteró el deseo de Washington de que el CDH elimine el punto 7 de su agenda, dado que aborda exclusivamente las violaciones de derechos humanos en Israel. “No hay ninguna razón legítima desde el punto de vista de los derechos humanos para que exista este punto de la agenda”, el cual puede ser abordado en el segmento 4 sobre situaciones de derechos humanos que requieren la atención del Consejo, indicó.

“Sería más apropiado tener un punto en la agenda para Irán, Corea del Norte y Siria, los peores violadores de derechos humanos del mundo”, afirmó la diplomática estadounidense. Quién concluyó diciendo que todos “estos cambios son los mínimos necesarios para restaurar el CDH como un defensor respetado de los derechos humanos”.

 

Sobre WordPress