Estado de emergencia en Yemen por epidemia de cólera

La situación sanitaria en el país árabe se agrava, mientras continúa el conflicto armado y existe el peligro de hambruna.El Gobierno de los rebeldes hutíes declaró este domingo (14.05.2017) un estado de emergencia sanitaria en la capital del Yemen, Saná, por la propagación del cólera, informó la agencia oficial de noticias Saba, controlada por el grupo.

 

Yemen Colera 1505Saná, 15 de Mayo de 2017.- El Gobierno de los rebeldes hutíes declaró este domingo un estado de emergencia sanitaria en la capital del Yemen, Saná, por la propagación del cólera, informó la agencia oficial de noticias Saba, controlada por el grupo.
Las autoridades sanitarias han registrado al menos 2.567 casos en las últimas dos semanas en todos los vecindarios de la ciudad yemení, aseguró en un comunicado el Ministerio de Salud.

Asimismo, las autoridades hicieron un llamado a las ONG locales e internacionales para que alerten a la comunidad internacional de la “grave” situación en el Yemen, insistiendo que esta amenaza con convertirse en “una catástrofe sanitaria sin precedentes”.

El director de operaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Dominik Stillhart, afirmó que la epidemia de cólera en el país árabe ya ha cobrado la vida de 115 personas en las últimas tres semanas.

Stillhart indicó que, desde el 27 de abril, más de 8.500 personas han sido trasladadas a hospitales en catorce provincias del país, bajo sospechas de padecer esta enfermedad. Agregó que la Cruz Roja está intentando aumentar su ayuda para poner freno a esta crisis humanitaria.

El pasado jueves, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó un saldo de 51 muertes a causa del brote de cólera. A consecuencia, la agencia estableció diez nuevos centros de tratamiento en las áreas en las que se ha registrado un número creciente de pacientes, explicó la OMS en un comunicado.

La tasa de mortalidad de esta epidemia se sitúa actualmente en el 1,65 por ciento, señaló el pasado 9 de mayo el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic. La cifra es bastante alta, dado que la ONU considera el 1 por ciento como el límite de lo que se cataloga como una emergencia.

El brote de cólera afecta al Yemen, a un país con un sistema sanitario profundamente debilitado, tras dos años de conflicto entre las fuerzas leales al presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, y los rebeldes chiíes hutíes. El conflicto ha dejado un saldo de más de 10.000 muertos.
Aproximadamente dos tercios de la población no tienen acceso al agua limpia, según ha indicado la ONU. Además, unos 17 millones de yemeníes sufren de inseguridad alimenticia, por lo cual el país se encuentra en peligro de hambruna.

El cólera es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminada con la bacteria “vibrio cholerae”. En casos severos, la enfermedad puede causar la muerte en término de horas.



Sobre WordPress