Diabetes Gestacional: El silencioso mal que puede dañar a los bebés en gestación

Vídeo: Diabetes Gestacional: El silencioso mal que puede dañar a los bebés en gestación

La Federación Internacional de Diabetes ((IDF por su sigla en inglés), ha focalizado la atención de este día mundial 2017 en la mujer. Según el organismo, actualmente hay más de 199 millones de mujeres que viven con diabetes y se estima que aumentarán a 313 millones en 2040. La diabetes es la novena causa principal de muerte entre mujeres en el mundo, causando 2,1 millones de muertes cada año.

Santiago, 14 de Noviembre de 2017.- Entre las condiciones especiales que afectan exclusivamente a la mujer está la Diabetes Gestacional, una enfermedad silenciosa que afecta a uno de cada siete nacimientos, y que podría tener graves consecuencias.

A nivel mundial, uno de cada siete nacimientos se ve afectado por la Diabetes Gestacional una complicación que puede tener serias consecuencias para la salud materno – infantil. Según datos de la IDF, quienes padecen la enfermedad pueden experimentar complicaciones relacionadas con el embarazo, como alteración en la presión arterial, recién nacidos de gran peso -que a futuro también podrían desarrollar diabetes – y un parto que muchas veces obliga a practicar una cesárea, por el exceso del crecimiento del fetal. Así mismo esto puede provocar mayores riesgos en el recién nacido y para la madre constituye un marcador de riesgo de desarrollar a futuro diabetes tipo 2.

La DMG es una enfermedad metabólica que se reconoce por primera vez durante el embarazo, y que usualmente no presenta ningún síntoma. Es por esto que a las embarazadas se les realiza en el primer control del embarazo examen de glicemia y si este es normal una prueba clínica que se llama Prueba de Tolerancia a la Glucosa, entre las 24 y las 28 semanas de gestación. “Es el momento en que con mayor frecuencia se descubre que el nivel de azúcar en la sangre (glicemia) , está más alto de lo normal. Esta situación significa un riesgo para el hijo, sin embargo el tratamiento de esa alteración puede incluso llevar a una mejoría de casi 100%”, explicó la Dra. Gloria López Stewart, ex presidente de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED).

Entre los factores de riesgo para que se presente la diabetes gestacional se encuentran tener más de 25 años de edad, sobrepeso (índice de masa corporal superior a 25), haber tenido diabetes gestacional anteriormente, y predisposición genética.

El tratamiento, expuso la Dra. López, consiste en una primera etapa seguir una alimentación saludable, donde “lo único que se restringen son los azúcares como tal, como el que se echa en el té, o en la leche. Se pueden utilizar endulzantes. Así mismo, se debe fraccionar la alimentación para que no pasen largos períodos de ayuno, ya que se debe comer con más frecuencia cuando se está embarazada porque el bebé va consumiendo alimento las 24 horas, y si no encuentra comida, va a utilizar las reservas de la madre, y esas grasas pueden provocar producción de acetona en la madre, que es una sustancia ácida que le puede provocar daños a ambos. Lo ideal es tener tres o cuatro comidas fijas, pero con colaciones entre medio”, señaló.

También es importante efectuar ejercicios físicos. “Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo, si la persona no está acostumbrada se le puede solicitar que realice caminatas, pero si ha sido deportista se le pide que continúe siéndolo, pero sin desgaste. El ejercicio físico produce que el nivel de azúcar en la sangre en el embarazo se nivele de mejor manera, sin necesidad de agregar insulina o medicamentos”, afirmó la socia honoraria de la SOCHED.

Las mujeres que padecen diabetes gestacional deben ser estudiadas después del parto, ya que la diabetes puede persistir después de dar a luz.



Sobre WordPress