Desaparece submarino argentino con 44 tripulantes

El ARA San Juan perdió contacto hace 48 horas y es buscado por la Marina argentina en la zona del golfo San Jorge.

Buenos Aires, 17 de Noviembre de 2017.- En una zona “con el mar muy bravo, con olas altas” se tuvo contacto por última vez, el pasado miércoles 15 de noviembre, con el submarino argentino San Juan, que las autoridades del país sudamericano consideran “desaparecido”, según información dada a conocer este viernes. A bordo del sumergible se encuentran 44 tripulantes y ya se estableció un operativo de búsqueda.

“Puede ser que se encuentre con rumbo norte, pero es solo una hipótesis”, dijo a Clarín una fuente que participa en las labores de búsqueda. También se baraja la posibilidad de que se haya sumergido intentando evitar una tormenta. Sin embargo, el submarino, de origen alemán –de la clase TR1700, con propulsión diésel e incorporado a la Armada argentina en 1985– funciona con baterías eléctricas que deben ser recargadas periódicamente.

Enrique Balbín, portavoz de la Armada, aseguró que el último contacto con el ARA San Juan ocurrió a primera hora del miércoles. “Al momento, aún no hemos podido tener contacto en comunicación visual o radar con el submarino”, explicó, y reconoció que “no se sabe exactamente qué pasó”, sin descartar que “pudo haber una falla técnica”. Sobre la información de que el submarino pudo sufrir un incendio, respondió que esa información “no es oficial”.

Renovado en 2008
La Armada, que depende de Ministerio de Defensa, reveló en un comunicado que ha ordenado a todas las estaciones terrestres a lo largo del litoral argentino “la búsqueda preliminar y extendida de las comunicaciones y escuchas en todas las posibles frecuencias de transmisión del submarino”, que además es rastreado por un avión naval y dos corbetas frente a la costa de Puerto Madryn.

El ARA San Juan fue sometido a un plan de reparación de media vida en diciembre de 2008 en los talleres Almirante Storni del astillero argentino Tandanor. En el proceso se cortó el casco por la mitad para extraer y reemplazar los motores y unidades de gran peso que tiene el sumergible. Se le realizaron 625 trabajos y obras, según informa el sitio de Tandanor, y volvió a navegar en 2014.

 



Sobre WordPress