Comisión Interamericana de DD.HH. insta a Chile a dialogar sobre cambio a modelo judicial

Audiencia sobre independencia judicial culminó con llamado al Ejecutivo a formar mesa de trabajo en plazo no superior a 3 meses. El objetivo es que se legisle para cambiar sistema disciplinario, de calificaciones y de carrera de los jueces por estimarse que no se ajusta a estándares de una democracia.

Representantes de Cancillería chilena presentaron un informe de la Corte Suprema que ratificó las descripciones hechas por los jueces chilenos presentes en la audiencia, que recalcaron que un juez verdaderamente independiente es una garantía para el ciudadano.

 

CIDH 1903Washington, 19 de Marzo de 2017.-“El modelo judicial chileno está agotado, obsoleto y constituye una paradoja para nuestra democracia”, dijo  el Presidente de la Asociación Nacional de Magistrados local, Álvaro Flores, a la salida de una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, a la que compareció para explicar la forma de organización del Poder Judicial chileno y cómo esta afecta la independencia de los jueces nacionales a la hora de ejercer su función. El organismo resolvió instar al Estado chileno a promover el diálogo necesario para la reforma del modelo judicial y se dio un plazo de 3 meses para constituir una mesa de trabajo.

Los dirigentes encabezados por Flores; el Vicepresidente Alejandro Huberman y los Directores Alejandro Vera y Eduardo Gallardo fueron recibidos por el embajador en Estados Unidos Juan Gabriel Valdés, para luego trasladarse al American University Washington College of Law para reunirse con la abogada chilena Macarena Sáez (caso Atala), a quien explicaron la posición del gremio en la materia. Hoy en tanto, fueron acompañados en la audiencia por el Presidente de la Federación Latinoamericana de Magistrados, el peruano Oswaldo Ordoñez.

En su intervención, el juez Flores expuso que “el modelo chileno presenta serios problemas para garantizar la independencia del juez, pues concentra en la Corte Suprema la revisión de las resoluciones jurisdiccionales y el control de la carrera de los jueces”, refiriéndose con ello a la actual superintendencia administrativa, correccional y económica de la Corte Suprema reflejadas en el régimen de calificaciones; el régimen disciplinario sin debido proceso; la carrera judicial sin mecanismos objetivos de promoción y las visitas que hacen los ministros a juzgados de primer grado.

Por el Estado de Chile en tanto concurrieron a la audiencia el subdirector de DD.HH. de la Cancillería, Oscar Alcaman; la jefa del sistema regional de DD.HH. de la Cancillería, Beatriz Contreras y la abogada de la Subsecretaría de DD.HH. del Ministerio de Justicia, Diana Maquilón.

 



Sobre WordPress