Cartas: Declaración Pública de Federación Palestina, por los 50 años de ocupación de Palestina por parte de Israel

Santiago, 06 de Junio de 2017.-

Tras cumplirse 50 años desde aquel 5 de Junio de 1967, en que Israel dio inicio a una “guerra preventiva” (léase, de agresión y conquista) contra los países árabes y se apoderó del resto de la Palestina histórica, que no había logrado conquistar en 1948, que incluía Jerusalén Oriental, Cisjordania, Gaza, además de las Alturas del Golán pertenecientes a Siria y las Granjas de Shebaa pertenecientes a El Líbano, la Federación Palestina de Chile, declara lo siguiente:

1. Aquel fatídico hecho, conocido por los palestinos como Naksa (recaída o deterioro), tras la “Guerra de los Seis días”, marca el inicio de la ocupación del 100% de Palestina y un nuevo exilio de 400.000 ciudadanos palestinos expulsados de sus hogares y tierras, aumentando la cantidad de refugiados y desplazados.

2. Durante aquella agresión se consuma la ocupación de la ciudad de Jerusalén, centro espiritual del Cristianismo, Islam y Judaísmo, la que hasta el día de hoy sufre el intento de judaización por parte de Israel expulsando a su población nativa palestina, dando paso a la creación de continuas colonias sobre su territorio, contraviniendo con ello el Derecho Internacional, el que considera dichos actos como crímenes de guerra.

3. Que, a pesar de todo, Israel, haciendo caso omiso a sus responsabilidades como Potencia Ocupante, viene desarrollando un plan que busca cambiar la demografía y estructura histórica de la ciudad de Jerusalén y toda Palestina, hechos condenados por la última resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de fecha 23 de diciembre de 2016: “(…) Condenando todas las medidas que tienen por objeto alterar la composición demográfica, el carácter y el estatuto del Territorio Palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, incluyendo, entre otras cosas, la construcción y expansión de los asentamientos, el traslado de colonos israelíes, la confiscación de tierras, la demolición de viviendas y el desplazamiento de civiles palestinos, en violación del derecho internacional humanitario y las resoluciones pertinentes (…)”, llamando a poner “fin de inmediato y por completo a todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, y que respete plenamente todas sus obligaciones jurídicas a ese respecto”.

4. Por todo lo anterior, rechazamos todo intento de limpieza étnica llevado a cabo por Israel a través de la demolición de viviendas y la confiscación de tierras en el territorio palestino ocupado, así como las frecuentes deportaciones, secuestros y revocación de derechos de residencia, todo acompañado de un sistema de discriminación institucionalizado y Apartheid, políticas de represión y colonización que no hacen más que buscar la expulsión completa de los ciudadanos palestinos.

5. Consideramos deplorable la actitud pasiva y complaciente de la Comunidad Internacional frente a una potencia como Israel, que no ha cumplido ninguna de las resoluciones de la ONU relativas a su ilegal ocupación, ni siquiera la que le dio origen y, mucho menos, la Nº 242, de Noviembre de 1967, que le ordena retirarse de los territorios ocupados durante la citada guerra. Manifestamos que los 50 años de ocupación ilegal de Palestina, no solo es responsabilidad de Israel, sino que de la Comunidad Internacional cómplice que no ha sabido detener el plan de limpieza étnica puesto en marcha desde la creación del Estado de Israel.

6. Reiteramos el llamado al Pueblo de Chile y a su honorable Gobierno, a todos los gobiernos y pueblos del mundo, a las organizaciones internacionales, a los partidos políticos y a todos los amantes de la paz y de la justicia, no sólo a solidarizar con el Pueblo Palestino, sino que en base a los mecanismos de la legalidad internacional estipulados en los Convenios de Ginebra, puedan forzar a Israel a cumplir con sus obligaciones como estado miembro de Naciones Unidas para cumplir con las resoluciones de ésta y evitar que sus crímenes permanezcan en la impunidad.

FEDERACIÓN PALESTINA DE CHILE



Sobre WordPress