Atentado en Alepo, en jornada de evacuación de civiles

Al menos seis muertos y 32 heridos dejó una explosión cerca de una mezquita en la ciudad siria de Alepo, controlada por el Ejército nacional. El atentado coincide con una nueva jornada de evacuaciones en Siria.

 

Aleppo 1804Damasco, 19 de Abril de 2017.- La televisión oficial señaló que “la explosión terrorista” tuvo lugar en el barrio de Salahedín, sin ofrecer más detalles. Mientras, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó la cifra de víctimas a siete fallecidos y 35 heridos, y precisó que la explosión fue por la detonación de una bomba en los alrededores de una mezquita en el distrito de Salahedín. La ONG no descartó que el número de muertos aumente porque hay heridos graves.

Desde finales de diciembre, Alepo está completamente en manos de las fuerzas armadas sirias, después de que las facciones insurgentes e islámicas que permanecían atrincheradas en su mitad oriental aceptaran abandonar la zona tras un mes de ofensiva del ejército.

Reinicio de las evacuaciones
El atentado de este miércoles (19.04.2017) coincide con una nueva jornada de evacuaciones de combatientes y civiles de varias poblaciones sitiadas del país, tras acuerdos entre los aliados del Gobierno de Damasco y grupos rebeldes e islámicos.

Esta mañana, un total de 45 autobuses con 3.000 personas, entre ellas 700 milicianos leales al Gobierno, abandonaron los pueblos de mayoría chií Fua y Kefraya, asediados por facciones islámicas entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda, en la provincia de Idleb.

En paralelo, once autobuses con 158 personas, en su mayoría civiles, salieron de áreas con presencia rebelde al noroeste de Damasco, así como otras 60 de los montes del este de la localidad de Al Zabadani y cien milicianos del área de Sargaya.

Las autobuses de Fua y Kefraya se dirigen a la urbe de Alepo, mientras que el resto van a zonas en poder de organizaciones rebeldes e islámicas en Idleb. Todos los vehículos pasarán por las afueras de Alepo para hacer el intercambio.

Acuerdo y atentado precedente
La semana pasada Irán y Qatar mediaron un acuerdo entre el Gobierno sirio y los rebeldes que contempla el traslado de seguidores del presidente sirio, Bashar al Assad, de las ciudades de Fua y Kefraya a otras que están controladas por el Gobierno.

A cambio, los opositores de mayoría sunita deben abandonar las ciudades de Madaya y Sabadani, cerca de Damasco, y trasladarse a la provincia de Idlib, controlada en gran parte por los rebeldes.

Los críticos consideran que este acuerdo constituye un desplazamiento forzoso de población. El sábado, al menos 126 personas de Fua y Kefraya perdieron la vida en un atentado contra los autobuses en los que se trasladaban en el área de Al Rashidín, en el extrarradio de Alepo, que no ha sido reivindicado por ningún grupo.



Sobre WordPress