Argentina activa la emergencia social tras los datos de pobreza

El Gobierno admite que se notó el efecto de “transición” desde el kirchnerismo y que la pobreza estructural es difícil de revertir “en el corto plazo”. Pero afirma que el problema subyacía antes de la asunción de Macri.

 

Villa Miseria Bs Aires 1003Buenos Aires, 10 de Marzo de 2017.- El Gobierno argentino reglamentó este viernes  la ley que prorroga la emergencia social hasta fines de 2019, después de que un informe privado advirtiera sobre el aumento de la pobreza y la indigencia durante 2016. La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, afirmó que el índice de pobreza “es un número que duele; duele la realidad”. La emergencia social supone una inversión de unos 30.000 millones de pesos (unos 1,9 millones de dólares) para paliar la pobreza. Pese a la oficialización del decreto, las organizaciones sociales mantienen una reunión prevista hoy para trabajar sobre el tema y la jornada de protesta convocada para el miércoles que viene.

Por su parte, el jefe de ministros, Marcos Peña, dijo ayer al canal Todo Noticias que, si bien en 2016 se notaron los efectos del proceso de “transición” desde el kirchnerismo y del “sinceramiento” de las estadísticas económicas y sociales, el problema subyacía antes de la asunción de Mauricio Macri.

La ministra de Desarrollo Social reconoció que “la pobreza estructural en la que está inmersa parte de la Argentina es difícil de revertir en el corto plazo”. “Hay que mirar la pobreza en todas sus dimensiones. Estamos trabajando en el fondo de la cuestión, en generar una verdadera salida de la pobreza. En el primer año el Gobierno tuvo que tomar medidas para orientar el rumbo económico, hacerlo más estable, por eso se tomaron muchas medidas sociales para resguardar el ingreso de las personas con menor capacidad adquisitiva”, sostuvo Stanley en una entrevista que publicó hoy el diario “La Nación”.

“A diferencia de lo que ocurría en el pasado, este Gobierno tomó la decisión de dejar los parches. Pero lo importante es que se va a profundizar la generación de empleo y las mejoras en la economía van a ayudar en este proceso. La inflación está a la baja y llegan las inversiones, todo eso genera empleo. Si mirás todo eso junto, te das cuenta de que empezamos a transitar el camino para dejar atrás de forma definitiva la pobreza”, confió.

El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) divulgó el jueves un estudio que afirma que la pobreza medida por ingresos aumentó de un 29% en 2015 a un 32,9% en el tercer trimestre de 2016 en Argentina, lo que significa que en ese lapso creció en 1,5 millones, hasta los 13 millones, la cantidad de pobres. En tanto, la indigencia pasó del 5,4% a un 6,9% y afecta a 2,7 millones de personas, 600.000 más que a fines de 2015, según el estudio “Pobreza y desigualdad por ingresos en la Argentina urbana 2010-2016″ de la UCA, una entidad de estrecho vínculo con el papa Francisco.

El decreto que extiende la emergencia social hasta 2019, publicado hoy en el Boletín Oficial, detalla las funciones y los objetivos del Consejo de la Economía Popular y los parámetros para la asignación del salario social complementario, que funcionarán dentro de la órbita del Ministerio de Desarrollo Social. La norma, fruto de negociaciones entre el Gobierno y distintas organizaciones sociales ante las elevadas cifras de pobreza registradas en el país, define a la Economía Popular como “toda actividad creadora y productiva asociada a mejorar los medios de vida de actores de alta vulnerabilidad social, con el objeto de generar y/o comercializar bienes y servicios que sustenten su propio desarrollo o el familiar”. La ley fue votada a fines de 2016, luego de intensos reclamos de diferentes organizaciones sociales.

Sobre WordPress