Lula es condenado a 9 años de prisión

El ex mandatario brasileño fue condenado por haber aceptado de la empresa OAS un soborno en forma de un apartamento a cambio de favorecer a la constructora en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras.

 

Brasilia, 12 de Julio de 2017.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado hoy a nueve años y seis meses de prisión por cargos de corrupción en el proceso conocido como “Lava Jato”, según informaron varios medios brasileños citando al juez a cargo del juicio, Sérgio Moro.

Lula fue condenado por haber aceptado de la empresa OAS un soborno en forma de un apartamento de tres pisos en Guarujá, en la costa del estado de Sao Paulo, a cambio de favorecer a la constructora en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras.

La sentencia de Moro, emitida en primera instancia, puede ser recurrrida aún por Lula, presidente de Brasil entre 2003 y 2010. Inicialmente no estaba claro si el ex mandatario iba a ser arrestado ya en prisión preventiva.

Más juicios pendientes
Varios medios citaron directamente el veredicto de más de 200 páginas divulgado hoy. El caso del “tríplex en Guarujá” era el más grave en el que estaba acusado el ex líder obrero e ícono de la izquierda latinoamericana por “Lava Jato”.

El ex mandatario debe responder aún en cuatro juicios más relacionados con la megacausa que investiga desde hace más de tres años un enorme red de corrupción en torno a Petrobras.

Lula, de 71 años, ha anunciado en varias ocasiones su intención de volver a presentarse a la presidencia en las elecciones de 2018 como candidato de su Partido de los Trabajadores (PT).

Moro defiende su resolución
Por su parte, el juez federal Sergio Moro, que condenó hoy al expresidente Lula da Silva por corrupción y lavado de dinero, explicó en su sentencia que no ordenó una prisión cautelar del exmandatario para evitar “ciertos traumas”.
“Considerando que la prisión cautelar de un expresidente de la República no deja de envolver ciertos traumas, la prudencia recomienda que se aguarde” al juicio en segunda instancia, “antes de extraer las consecuencias propias de la condenación”, expresó Moro.

Sin embargo, el juez, a diferencia de otras sentencias en las que decretó la detención y prisión preventiva del condenado, decidió que Lula “podrá presentar su apelación en libertad”.
Moro afirmó que “con los episodios de orientación a terceros para la destrucción de pruebas (que atribuye a Lula), hasta habría cabido decretar la prisión preventiva”, pero aclaró al final no lo hizo por “prudencia”.



Sobre WordPress