30 muertos y 66 heridos en ataque a hospital militar en Kabul

El principal hospital militar de Kabul está ubicado en el centro de la ciudad, cerca de instalaciones como la embajada estadounidense y el Ministerio de Salud.

 

Kabul 0803Kabul,  08 de Marzo de 2017.- Al menos cinco personas habían muerto, entre ellas dos insurgentes, y 66 habían resultado heridas, según indicó inicialmente Ismail Kawusi, portavoz del Ministerio de Salud Pública. Pero una vez abatidos los cuatros atacantes, concluido el ataque y revisadas las intalaciones, las autoridades corriegieron a más de 30 la cifra de víctimas mortales.

Los heridos fueron conducidas al hospital civil Wazir Akbar Khan, situado pared con pared con el hospital militar Sardar Muhamad Dawood Khan, una instalación de salud con capacidad para 400 camas donde son tratados por personal de las fuerzas de seguridad y sus familiares.

Céntrico ataque
El ataque al centro hospitalario, ubicado en el centro de la ciudad cerca de instalaciones como la embajada estadounidense y el Ministerio de Salud, y que ya sufrió un atentado suicida en 2011, comenzó hacia las 09.05, hora local (04.35 GMT), cuando cuatro insurgentes vestidos con uniforme médico entraron por una de las entradas de la instalación.

De acuerdo con el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Dawlat Waziri, uno de ellos detonó los explosivos que portaba muriendo en el acto, y los otros tres penetraron en las instalaciones armados con fusiles y granadas. Luego, las fuerzas de seguridad afganas mataron a uno de ellos, mientras que los otros dos se atrincheraron en la sexta y séptima planta del edificio.

“Para no herir a los pacientes, nuestras tropas están llevando a cabo la operación de manera muy cuidadosa”, anotaba el portavoz, que explicó que se produjo una segunda explosión al ser detonado un vehículo cargado de explosivos en el aparcamiento del hospital. Poco después, las autoridades daban por terminado el ataque, asegurando que los cuatro insurgentes habían sido abatidos.

De acuerdo con Waziri, entre las víctimas se halla al menos un soldado muerto y tres más heridos. “Hoy somos testigos de un ataque terrorista que ha violado todos los derechos humanos”, manifestó el presidente afgano, Ashraf Gani, en un acto público televisado al afirmar que en todas las religiones y leyes un hospital es considerado un lugar que no se puede atacar. “El ataque al hospital es un ataque a toda la gente del país”, insistió.

 



Sobre WordPress