3 años de prisión para Mursi por insultar a jueces

  • Publicado sábado 30 diciembre 2017 | 13:39 GMT -3
  • Africa
  • Enviar

El exmandatario acusó en 2013 a la judicatura de pasar por alto unas elecciones fraudulentas. Esto se suma a la lista de condenas que pesan sobre el político.

Cairo, 30 de Diciembre de 2017.- La televisión estatal egipcia informó este sábado que el derrocado expresidente Mohamed Mursi fue sentenciado por la Corte Criminal de El Cairo a tres años de prisión por el delito de “insultar a la judicatura”. A los jueces afectados, el político tendrá que pagarles un millón de libras egipcias (unos 52.000 euros). Junto a Mursi fueron también condenadas otras 18 personas, acusadas por el mismo delito.

La sentencia, susceptible de apelación, hace referencia a un discurso realizado por el islamista Mursi hace más de cuatro años “con el objetivo de propagar el odio”. El primer presidente egipcio elegido democráticamente fue derrocado por el Ejército en 2013 y desde entonces ha sido juzgado por diversas causas, entre ellas espionaje y conspiración en connivencia con grupos extranjeros.

Entre los condenados por hablar mal de los jueces se encuentran figuras prominentes de la oposición, como el activista de derechos humanos Alaa Abdel-Fattah y el analista político Amr Hamzawy, los que fueron condenados a pagar una multa de 30 mil libras egipcias, unos 1.500 euros. Abdel-Fattah cumple una sentencia de cinco años de prisión por haber participado en las protestas de 2013, mientras que Hamzawy vive en el exilio.

Más condenas contra Mursi
En el discurso que generó la sentencia conocida este sábado, Mursi acusó a los jueces, a través de la televisión, de haber hecho la vista gorda en unas elecciones fraudulentas. Mursi ya fue condenado a 20 años de prisión por incitar a la violencia contra los manifestantes antiislamistas (hechos ocurridos en 2012) y la Corte de Apelaciones egipcia lo condenó, en septiembre, a 25 años de prisión por entregar secretos de Estado a Qatar.

Morsi fue derrocado en 2013 tras una serie de masivas protestas contra su mandato, que duró apenas un año y que dividió fuertemente a la sociedad egipcia. Desde el golpe de Estado y la posterior asunción del mando del general Abdel Fattah al Sisi, miles de islamistas, así como activistas liberales y seculares han sido encarcelados. Asimismo, el grupo Hermanos Musulmanes pasó a ser considerado “organización terrorista” y las purgas se han centrado precisamente en ellos.



Sobre WordPress