Más de 180 muertos en Filipinas deja Tormenta Tembin

  • Publicado sábado 23 diciembre 2017 | 16:59 GMT -3
  • Asia
  • Enviar

Diversas regiones del país se han visto duramente golpeadas por inundaciones y deslizamientos de tierra que han arrasado con poblados enteros.

Manila, 23 de Diciembre de 2017.- Inundaciones y deslizamientos de tierra son dos de los principales problemas que ha generado en el sur de Filipinas la tormenta tropical Tembin, que según datos entregados este sábado por las autoridades locales, ha dejado al menos 182 víctimas fatales, más de 75 mil desplazados y un número indeterminado de heridos y desaparecidos desde que comenzó a azotar la isla de Mindanao.

Las víctimas se concentran en las provincias de Lanao del Norte, Zamboanga del Norte y Lanao del Sur, todas ellas en la parte noroccidental de Mindanao, con al menos 62, 46 y 18 muertos respectivamente, según el portal Inquirer. Varias decenas de personas más están desaparecidas a causa de la tormenta que se dirige hacia la isla de Palawan, en el oeste del archipiélago, donde las autoridades han elevado la alerta.

Los equipos de emergencia ya trabajan en la búsqueda y rescate en las localidades afectadas, pero la enorme cantidad de caminos afectados por las inundaciones y los deslizamientos ha dificultado enormemente las labores. La cifra de víctimas mortales ascendió rápidamente este sábado, luego de que 36 cadáveres fueran hallados en el río Salog, muy crecido por la cantidad de agua caída.

Tragedia en Navidad
En la ciudad de Sibuco, en Zambaonga, las inundaciones arrasaron con al menos cien casas en un asentamiento de pescadores, dijo Manuel Luis Ochotorena, director de la Defensa Civil regional. Solo en esta región, una de las más pobres de Filipinas, se estima que hay al menos 58 personas desaparecidas, lo que hace prever que la cifra de muertos aumentará con el paso de las horas.

El alcalde de Sibuco, Bong Edding, dijo que “las aguas bajaron de la montaña a gran velocidad y arrasaron con las casas y la gente. Es muy terrible que estas cosas ocurran tan cerca de Navidad, pero escapan a nuestro control”. El gobierno de Filipinas prometió enviar ayuda a las provincias afectadas tan pronto como sea posible. “Seguiremos junto a las comunidades afectadas”, dijo el portavoz presidencial, Harry Roque.



Sobre WordPress