Real Madrid gana la final de la Champions League

  • Publicado Sábado 28 mayo 2016 | 21:03 GMT -4
  • Futbol
  • Enviar

Tras empatar a un tanto en los 90 minutos reglamentarios con Atlético de Madrid, los merengues debieron esperar hasta los penales para sentenciar el partido.

Real Madrid 2805Milán, 28 de Mayo de 2016.- Una final con altibajos, pero llena de emoción, suspenso y momentos de tensión, protagonizaron este sábado (28.05.2016) Real Madrid y Atlético de Madrid en la final de la Champions League jugada en el estadio Giuseppe Meazza de Milán (Italia). El encuentro tuvo de todo: un penal perdido, 90 minutos con un empate a un gol conseguido recién en el minuto 78 por Atlético, 30 minutos de tiempo agregado y, finalmente, los lanzamientos desde los doce pasos para decidir quién se llevaría el trofeo a casa.

La lotería de los penales quiso que Real Madrid se llevara la gloria. En estas instancias, un error cuesta el trabajo de meses, y eso le pasó a Atlético Madrid, cuando Juanfran lanzó su disparo al poste de Keylor Navas, pavimentando el camino para que Cristiano Ronaldo, llamado para estos grandes momentos, marcara el quinto lanzamiento de su equipo y desatara la euforia entre los seguidores de los merengues: 5-4 sentenciaba el marcador final.

No funcionaron las tácticas del entrenador Diego Simeone. Ni siquiera las heterodoxas, como cuando incitó a los espectadores a pifiar a Sergio Ramos cuando el madridista se preparaba para disparar su penal. Ramos no falló, como tampoco lo hicieron Vázquez, Marcelo y Bale. Los dirigidos por Zinedine Zidane fueron más efectivos cuando debían serlo. El mismo Ramos había marcado el primer tanto al minuto 14, desarmando la estrategia de juego de Simeone, que se vio obligado a modificar su plan.
“Sabía que iba a marcar”

El primer tiempo fue dominado por Real Madrid, que pudo ampliar la ventaja en más de alguna ocasión. Sin embargo, la firme defensa planteada por los colchoneros impidió que los famosos BBC (Benzema, Bale y Cristiano) pudieran mostrar su categoría. Pero se hizo evidente también que Simeone debía hacer algo si quería quedarse con la Champions. Y tras el descanso, la actitud del Atlético cambió. Se hizo con el balón y tuvo al Real contra las cuerdas.

Tanto así que Carrasco conectó un centro a los 78 minutos y marcó un empate justo, a la luz de lo visto en el campo. La media hora de tiempo agregado no sirvió para cambiar la historia, ni siquiera cuando Vázquez, solo frente al pórtico, pudo acortar el sufrimiento de la hinchada. Pero no. Estaba escrito que habría penales. Y Cristiano Ronaldo marcó el último y festejó en su estilo. Consultado luego por lo que sintió cuando se puso frente al balón, respondió: “Pensé que iba a marcar. Sabía que iba a marcar”.

Sobre WordPress