Piden Ley de Salud Mental en Chile: Ingresado proyecto que establece derechos no garantizados en el país

Parlamentarios, encabezados por los diputados DC Sergio Espejo y Víctor Torres, aseguraron que “en Chile se violan los derechos humanos de las personas con discapacidad y (o) problemas mentales».

Normativa vigente en Chile desconoce estándares mínimos de protección de derechos humanos establecidos por la Organización Mundial de la Salud y por Naciones Unidas.

Salud  Mental  1606Valparaíso, 16 de Junio de 2016.- Junto a destacados psiquiatras y facultativos de la Universidad Católica, los diputados DC Sergio Espejo y Víctor Torres, y los diputados Juan Luis Castro y Raúl Saldívar del PS; Karla Rubilar y Marcela Hernando del PRSD, ingresaron un proyecto de ley que aborda una gran deuda del estado chileno: no contar con una legislación especial que proteja los derechos fundamentales de las personas con discapacidad y problemas mentales.

De aprobarse, no sólo podrían tener garantizados sus tratamientos –lo que hoy no ocurre – sino que además, casos como la esterilización de niñas con síndrome de down o la internación no voluntaria de personas, podrían ser objetados.

Al respecto, el diputado Sergio Espejo señaló que “los problemas de salud mental han llegado a los hogares chilenos. Uno de cada tres chilenos va a enfrentar problemas de salud mental en los próximos años. Casi el 20 por ciento de nuestra población ha enfrentado o enfrentará, a lo menos, un cuadro depresivo. Nuestra convicción es que tanto las personas con discapacidades mentales como los enfermos mentales han sido abandonados sistemáticamente y también han sido abandonadas sus familias.”

Espejo precisó que “lo que es más grave, en Chile se violan los derechos humanos de las personas con enfermedad o discapacidad mental. Se les somete a procesos de hospitalización involuntaria, aislamiento sin su consentimiento, se toman decisiones sin respetar la regla general de capacidad que correspondería o el que actúen a lo menos a través de un representante; se realizan procedimientos invasivos e irreversibles como la esterilización, que son prohibidos en la práctica internacional. “

Por lo anterior, explicó que “nosotros no podemos sustituir al ministerio de Salud en la tarea de llevar adelante una efectiva política de salud mental, pero queremos con este proyecto de ley, podemos frenar las violaciones de los derechos humanos de los enfermos mentales y de las personas con discapacidad mental”.

El diputado y presidente de la Comisión de Salud, en tanto, Víctor Torres, agregó que “la verdad es que nosotros recibimos de manera muy positiva la posibilidad de tener en el debate, en el tapete de discusión, un proyecto que ponga al día a nuestro país respecto a lo que son los derechos humanos de las personas con enfermedades mentales. Claramente, nuestro país está muy al debe tanto desde la perspectiva de las políticas públicas, como también desde el punto de vista del ejercicio del derecho, lo que implica la forma como deben ser tratados estos pacientes en materia de internación, en materias de esterilización o algunos procedimientos en que no siempre se considera la voluntad del paciente ni tampoco de los tutores legales y hoy día a mi juicio eso debe ser normado.”

Señaló que “hemos tomado la decisión de comenzar a debatir en el mes de agosto este proyecto junto con otro que ya ha sido ingresado, que dice relación con estas materia para poder ojalá en los próximos meses despachar de la Cámara de Diputados este proyecto , que nos parece muy importante y muy relevante desde el punto de vista del ejercicio de los derechos de las personas y la igualdad ante la ley de los chilenos y chilenas, independiente de su condición física y mental.”

Cuatro acciones claves contenidas en el proyecto:
Primero, establecer una regla general de capacidad. Las personas con discapacidad mental pueden tomar decisiones y, si no, tienen derecho a hacerlo a través de su representante legal

Segundo, establecer la prohibición de llevar adelante procedimientos invasivos e irreversibles como los casos de esterilización sin consentimiento

Tercero, exigir la actuación de la corte de Apelaciones para autorizar las internaciones involuntarias y supervisar estas internaciones.

Cuarto, establecer estándares de atención que son los mínimos que debiera tener cualquier chileno o chilena al momento de acceder a los servicios de salud en estas materias.

Datos a considerar:
Los problemas de salud mental constituyen la principal fuente de carga de enfermedad de nuestro país según el último estudio de Carga de Enfermedad y Carga Atribuible, que señala que un 23,2% de los años de vida perdidos por discapacidad o muerte (AVISA) tienen origen en condiciones neuro-psiquiátricas

Chile es uno de los pocos países del mundo que no dispone de una legislación específica en salud mental que proteja los derechos de las personas con discapacidad o enfermedades mentales. En Latinoamérica, ya hacia el año 2005, un 75% de los países contaban con Legislación en Salud Mental para reconocer y proteger los derechos humanos básicos de este colectivo calificado por la Organización Mundial de la Salud como especialmente vulnerable

Esta moción recoge además, en un ámbito tremendamente sensible, el llamado de la Organización Mundial de la Salud en el sentido de contar con una legislación sobre Salud Mental que “codifique y consolide los principios fundamentales, los valores, los propósitos y los objetivos de las políticas y los programas de Salud Mental”, de modo de asegurar la protección de quienes, afectados por transtornos mentales, viven en situación de vulnerabilidad enfrentando estigma, discriminación y marginalización, así como la violación de sus derechos fundamentales

En síntesis, este proyecto de ley busca hacer posible la garantía judicial de los derechos humanos reconocidos en la Convención sobre Derechos de las Personas con Discapacidad o Enfermedad Mental, particularmente su derecho a la libertad personal y su derecho al cuidado sanitario, siguiendo el camino trazado por normativa internacional y comparada como la española, argentina, mexicana, colombiana, etc.



Sobre WordPress