País: Corte de Santiago condena al Fisco a pagar indemnización por violencia innecesaria en operativo policial

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización de $5.000.000 (cinco millones de pesos) a Claudio Vargas Troncoso, quien fue golpeado por carabineros durante un procedimiento policial realizado en septiembre de 2008, en la comuna de Lo Espejo.

Santiago, 22 de Agosto de 2016.- En fallo unánime, la Novena Sala del tribunal de alzada capitalino –integrada por los ministros Jessica González, Pedro Advis y el abogado (i) Mauricio Decap– ordenó el pago a Vargas Troncoso, quien recibió un fuerte golpe en la mandíbula durante el procedimiento policial que buscaba detener a un hermano de la víctima. Causa en la cual el carabinero Castro Torres fue condenado a la pena de 2 años de presidio por el delito de violencias innecesarias con resultado de lesiones graves.
La sentencia del tribunal de alzada establece la responsabilidad del Estado por el actuar negligente del carabinero al agredir al demandante sin mediar provocación alguna.

“Que de acuerdo con este razonamiento es dable aceptar que puede no exigirse para la responsabilidad del Estado la culpa o dolo de sus órganos o representantes y que basta con acreditar que el comportamiento del servicio público fue distinto al que debía considerarse como su comportamiento normal, esto es, se debe probar que en el actuar del servicio existió una falta. Por otra parte y como quedó acreditado en el caso de autos, la culpa del funcionario de Carabineros Castro Torres el día de los hechos, se encuentra determinada en la sentencia dictada por el Segundo Juzgado Militar de Santiago, de manera que la actuación del agente del Estado al margen de la legalidad, en el ámbito de un procedimiento policial, y los daños ocasionados a un particular, son hechos inamovibles para este tribunal. Así las cosas, la culpa del Carabinero en actos de servicio es un hecho probado, motivo por el cual la culpa del órgano se presume de los mismos hechos lo cual constituye a su vez falta o culpa del Estado”, sostiene el fallo.

Resolución que agrega: “En la contestación del libelo pretensor el demandado se escuda aduciendo que la Institución dio a Castro Torres la preparación necesaria, entregando la correspondiente instrucción en el manejo de las armas, a través de reglamentos y demás instructivos de disciplina propios de la vida policial y que resultó imposible para Carabineros de Chile prever o impedir que los funcionarios que participaron en el Procedimiento, al sentirse amenazados, no actuaran en la forma que lo hicieron. Para descartar tal alegación basta tener presente que de parte del actor no existió la supuesta “amenaza” que habría legitimado el actuar irracional y violento por parte de personal policial, como se dejó establecido en la sentencia dictada por el Segundo Juzgado Militar de Santiago y que el 19 de septiembre de 2008, la detención del hermano del actor -que motivó el actuar de Carabineros- ya se había producido cuando Castro Torres, condenado en esa causa, procedió a lesionar al actor. Lo relevante en el caso de autos es, precisamente, que Carabineros de Chile, llamado a resguardar la seguridad pública y a ejecutar los procedimientos policiales con total respeto hacia los particulares, incumple su misión ocasionado daño al actor, sin justificación alguna, apartándose de la conducta normal que es esperable de esa institución”.

Por consiguiente –concluye–, “(…) la existencia de responsabilidad del Estado se configura en la especie por aplicación de lo previsto en el 2314 del Código Civil, y por ende, es posible sostener que el Fisco de Chile debe resarcir los perjuicios ocasionado al demandante por un agente del Estado, por cuanto el actuar de la institución se alejó del estándar normal que le era exigible, configurándose de esta manera la falta de servicio que se imputa a Carabineros de Chile”.



Sobre WordPress