País: Corte de Santiago acoge recurso de nulidad y condena a presidio calificado a Marcial Berrios como autor de robo con homicidio

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de nulidad y condena a Marcial Berrios Díaz como autor del delito de robo con homicidio, ilícito perpetrado el 1 de agosto de 2013, en la sede de la Caja de Compensación Los Héroes de Macul.

Santiago, 03 de Mayo de 2016.- En fallo unánime, la Sexta Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Leopoldo Llanos, Gloría Solís y Elsa Barrientos– condenó a Berrios Díaz a la pena de presidio perpetuo calificado como autor del delito de robo con homicidio del carabinero Daniel Silva Rodríguez. Asimismo, y actuando de oficio, condenó a Jaime Erixson Jorquera Ibarra a la pena de 10 años y un día de presidio por su responsabilidad en los delitos de robo y homicidios tentados de los carabineros Leonardo Montero Lagos y Fernando Correa Jans.

El tribunal de alzada dio lugar al recurso de nulidad presentado en contra de la sentencia dictada el 5 de febrero pasado, por Séptimo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, que condenó a Marcial Berrios Díaz a las penas de presidio perpetuo calificado como autor del delito de homicidio de Carabinero en acto de servicio; 12 años de presidio como autor del delito de robo con intimidación; 3 años y un día de presidio menor en su grado máximo como autor del delito de receptación de especies; 541 días de presidio como autor de porte ilegal de arma de fuego, y 61 días de presidio como autor del delito de suplantación de identidad.

El fallo en alzada considera que la conducta delictual de Berrios se subsume en un solo delito: robo con homicidio, que se castiga con una sola pena y no con la pluralidad de sanciones que se dictaminó en primera instancia.

“Que de acuerdo a los hechos asentados en la sentencia impugnada, resulta inconcuso que el homicidio del Carabinero Daniel Silva Rodríguez fue cometido con ocasión del robo perpetrado en perjuicio de la Caja de Compensación Los Héroes por los acusados Marcial Antonio Berríos Díaz, José Miguel Muñoz Parada y Jaime Erixson Jorquera Ibarra, delito que es de carácter pluriofensivo (contra las personas y la propiedad) y que requiere un vínculo que permita apreciar ambas ofensas como una unidad de acción, debiendo existir una relación subjetiva que ponga de manifiesto que el uso de la violencia o de la intimidación está al servicio de la apropiación; no bastando que dichas violencia o intimidación y el apoderamiento se produzcan en un mismo ámbito espacial y temporal, sino que se utilicen para apropiarse de la cosa. Ahora bien, y conforme al inciso primero del Art. 433 del Código Penal, la violencia o la intimidación pueden tener lugar antes del robo para facilitar su ejecución, en el acto de cometerlo o después de cometido para favorecer su impunidad. Por lo tanto, la relación entre ambas y la apropiación está concebida en términos amplios, tanto anterior a la sustracción como después de ella para facilitar la impunidad del hechor.

Por otro lado, tratándose de un delito complejo como el de la especie, no son aplicables las reglas sobre concurso de delitos, por cuanto un mismo tipo penal contempla ofensas a bienes jurídicos distintos (integridad física y propiedad) que se castigan con una sola pena.

Respecto del delito de robo con homicidio, este debe cometerse “con motivo u posición del robo”; y las expresiones “con ocasión” significan que el homicidio es el acto de que se vale el agente del delito para obtener su seguridad o impunidad. En el caso de autos, según los hechos asentados por el tribunal de la instancia, la conducta de Berríos Díaz en orden a dar muerte al Carabinero Silva Rodríguez fue posterior a la sustracción del dinero y por lo tanto estaba destinada a favorecer la impunidad, por lo que debe subsumirse en el Art. 433 N° 1 del Código Penal; y no en el Art. 416 del Código de Justicia Militar, por cuanto la muerte del Carabinero en acto de servicio integra un elemento esencial del tipo penal complejo ya aludido”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “Que por las razones vertidas en las reflexiones que anteceden, esta Corte estima que en el fallo atacado por el recurso efectivamente se ha incurrido en el error de derecho que se denuncia, esto es, que se ha efectuado una errada calificación jurídica de los hechos que en dicha sentencia se establecen, al considerar que los mismos son constitutivos del delito de robo con intimidación en perjuicio de la Caja de Compensación Los Héroes, y, separadamente, del delito de homicidio de Carabinero en el cumplimiento de sus funciones, perpetrado por el enjuiciado Berríos Díaz; en circunstancias que –como se ha expresado– habiéndose cometido este último hecho para favorecer la impunidad del delito de robo, tales los hechos quedan subsumidos en una sola figura penal, esto es, el delito de robo con homicidio previsto en el Art. 433 N° 1 del Código Punitivo”.

En el caso Jorquera Ibarra, el tribunal de alzada establece que “(…) aun cuando no se interpuso recurso de nulidad en contra del fallo de la instancia por la defensa del sentenciado Jaime Erixson Jorquera Ibarra, quien igualmente fue condenado en forma separada como autor de los delitos de robo con intimidación en perjuicio de la Caja de Compensación Los Héroes (a ocho años de presidio mayor en su grado mínimo), y como autor de un delito tentado de homicidio de los funcionarios de Carabineros Leonardo Montero Lagos y Fernando Correa Jans (a la pena de cinco años y un día presidio de la misma naturaleza y grado), los razonamientos antes vertidos en favor del encausado Berríos Díaz para estimar ambos delitos como uno solo igualmente le aprovechan, toda vez que no se trata de fundamentos exclusivamente personales, sino que se refieren a la calificación jurídica del mismo hecho en que ambos fueron partícipes; todo ello de conformidad con lo que previene el inciso segundo del Art. 360 del Código Procesal Penal”.
Sentencia de reemplazo

Tras aplicar dicho criterio y una vez analizadas las atenuantes y agravantes de cada condenado, la corte de Apelaciones dictó la siguiente sentencia de reemplazo:

“I.- Que se condena al enjuiciado Marcial Antonio Berríos Díaz a la pena de PRESIDIO PERPETUO CALIFICADO y a las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos por el tiempo de la vida penado y la de sujeción a la vigilancia de la autoridad por el máximum que establece el Código Penal, como autor del delito robo con homicidio en perjuicio de la Caja de Compensación Los Héroes, en que se causó la muerte del Carabinero en ejercicio de sus funciones Daniel Silva Rodríguez, perpetrado en la comuna de Macul el 1 de agosto de 2013.

II.- Que se condena al enjuiciado Jaime Erixson Jorquera Ibarra a la pena de DIEZ AÑOS Y UN DÍA de presidio mayor en su grado medio y a las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, e inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, como autor del delito de robo contemplado en el artículo 433 N° 1° del Código Penal, en perjuicio de la Caja de Compensación Los Héroes, en que se causó la muerte del Carabinero en acto de servicio Daniel Silva Rodríguez y los homicidios en grado de tentativa de los Carabineros en acto de servicio Leonardo Montero Lagos y Fernando Correa Jans, perpetrado en la comuna de Macul el 1 de agosto de 2013”.



Sobre WordPress