Opinión: Familia guardadora sufre la ausencia de un hijo, por Ramón Farías

diputado-ramon-farias-1905

Por Ramón Farías, Diputado por San Joaquín, Macul, La Granja

Nuevamente vemos cómo una familia guardadora sufre la ausencia de un hijo, a quien por años le entregaron amor y protección. Un hijo con el que crearon lazos y a quien apoyaron en su crecimiento. El Estado ha vuelto a fallar en garantizar el derecho que tienen todos los niños a tener una familia, a crecer sanos física, mental y espiritualmente. ¿Cómo es posible que se separe a una familia por el sólo hecho de amar a un niño como su propio hijo? Esto es inaceptable.
Desde hace meses hemos seguido la historia de Nachito. Un pequeño que fue alejado de su familia de acogida y entregado a una nueva en Arica para su adopción. Luego vimos la historia de Ángel y su hermanito, quienes también fueron separados de sus padres cuidadores, pero además este padre y esta madre fueron formalizados por el delito de sustracción de menores y deberán enfrentar las consecuencias jurídicas de esos hechos.

Siempre hablamos y escuchamos sobre la importancia de asegurar el bien superior de los niños, pero claramente aquí lo olvidamos. Olvidamos lo que significa la entrega, el amor y los cuidados. Pasamos a llevar el anhelo de una madre y de un padre por formar una familia, de cambiar el destino de unos pequeños institucionalizados.

¿Cómo pedimos que se respeten las leyes cuando el propio sistema no lo hace? Teresa y su esposo tuvieron a Nachito por más de cinco años, cuando la ley estipula un plazo máximo de seis meses para cuidar de estos niños que están a la espera de ser adoptados. Por eso necesitamos modernizar y mejorar la actual Ley de Adopción, una que permita que situaciones como las vividas por Nachito y Ángel no se vuelva a repetir, que nunca más una familia sea tratada como delincuentes porque el sistema de adopción está obsoleto.

Hoy Nachito pasa sus días y sus noches anhelando compartir, nuevamente, con las personas que él conoce y considera su familia, de comenzar el 2017 en su casa de La Higuera.

Sobre WordPress