Editorial: Efectos de la Marea Roja llevan a radicalizar protestas en Chiloé

Miles de pescadores protestando, caminos cortados, escasez de alimentos y combustible, son algunas de las consecuencias de la “Marea Roja” en Chiloé.

El fenómeno natural que ocurre por el incremento numérico de microalgas, y que en este caso, se trata de la alexandrium catenella, provoca una interrupción de las capacidades respiratorias de los mariscos, lo que les lleva a la muerte. La aparición de las mareas rojas se vincula, según algunos científicos con las condiciones climáticas de los últimos tiempos, incluyendo el registro de temperaturas más altas de lo normal y el fenómeno El Niño.

Pero no existe certeza científica sobre el real desenvolvimiento de este fenómeno en el mar chileno, no existen estudios científicos que demuestren las condiciones reales de ocurrencia, ni tampoco que puedan predecir su aparición y desarrollo.

Y es este el mayor problema, ya que al no poder dimensionar con modelos científicos este episodio, miles de personas quedan sin sus fuentes laborales. El consumo de mariscos infectados puede ocasionar la muerte humana, en muy pocos minutos tras haberlos consumido, hay que recordar que desde 1972, 23 personas han muerto en Chile por esta causa.

El Gobierno ha decretado como primera medida las alertas sanitarias en el sector afectado, y desde el sábado “Zona de Catástrofe” todo el borde costero de la región de Los Lagos, además del anuncio de la entrega de un bono solidario de $100.000 a los afectados.

Pero estas medidas no han sido aceptadas por los pobladores de Chiloé, quienes reclaman un monto mayor de ayuda en dinero, a la vez que han denunciado a la industria salmonera que vertió miles de toneladas de pescados muertos en el mar, sin los resguardos correspondientes aseguran, son 9 medidas que deben ser cumplidas en este tipo de maniobras para asegurar que no exista riesgo para el medioambiente, ya que según señalan, estos residuos podrían haber contribuido al aumento de las algas en la zona.

Ante esta situación, que deberá ser aclarada, se deberán dilucidar las actuaciones de varias autoridades, el Ministerio del Medioambiente, que algo tendrá que decir sobre el vertido de desechos sobre el ecosistema marino, la Subsecretaria de Pesca, otro ente fiscalizador, que debería conocer los procesos de la industria salmonera, también la Armada que controla el territorio marítimo deberá informar sobre el cumplimiento de la norma por las naves que efectuaron el traslado y vertimiento de los desechos.

Cabe recordar que ayer la Cámara de Diputados efectuaría una sesión especial para tratar los efectos de la Marea Roja en la región de Los Lagos, tuvo que ser suspendida porque no concurrieron los ministros invitados.

Desde el ministerio del Interior se dieron señales muy poco alentadoras, el ministro declaró que este Gobierno “no es de billetera fácil”, con lo cual se pueden complicar las acciones tendientes a normalizar, sobre todo la conectividad en la región de Los Lagos, se ha advertido la presencia de fuerzas especiales de la policía en el área, lo que sin duda, el resto del país espera no tengan que actuar, debe primar la cordura y se deben mantener canales apropiados para lograr un diálogo fructífero entre los afectados y las autoridades, no sólo para solucionar de manera efectiva la emergencia, sino que una vez más se puedan realizar las inversiones necesarias para poder monitorear de cerca este fenómeno, que tal vez esta vez “llegó para quedarse”.



Sobre WordPress