Alimentación Saludable: Ministerio de Agricultura y FAO invitan a los chilenos y chilenas consumir más legumbres

Autoridades esperan revertir la disminución en la ingesta de este tipo de alimento en la dieta de los chilenos. En promedio, en 2015 solo se consumieron 800 gramos de lentejas y 200 gramos de garbanzos al año por persona.

Recoleta Fao 2106Recoleta, 21 de Junio de 2016.- Una invitación a consumir legumbres hicieron el Ministro de Agricultura, Carlos Furche, la Representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Chile, Eve Crowley, y el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, en el mercado Tirso de Molina, donde acompañados del chef Gonzalo Martínez, de la ONG Actuemos y alumnos de gastronomía del liceo Arturo Alessandri Palma de Santiago Centro presentaron diversas alternativas de consumo de este cultivo rico en proteínas, hierro y fibra.

En el marco de la celebración del Año Internacional de las Legumbres, decretado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y cuya representación en Chile en materia alimentaria la detenta FAO, el Secretario de Estado dijo que “nuestro país tiene una larga tradición de producción de legumbres -porotos, lentejas y garbanzos- que ha ido disminuyendo durante el último tiempo y esta iniciativa tiene la intención de mostrar que hay múltiples manera de preparar y de consumir las legumbres para hacerlas más atractivas”.

Además, la autoridad explicó que este alimento muy económico para las familias del país posee un conjunto de virtudes tanto para la alimentación como para el medioambiente. “Son parte de un tipo de planta que fijan nitrógeno en el suelo, que disminuyen la huella de carbono, en un contexto de cambio climático es apropiado, oportuno potenciar nuestra producción de leguminosas y además tienen otra característica adicional y es que son esencialmente producción hecha por pequeños productores de la Agricultura Familiar Campesina. Por eso que para nosotros desde el Ministerio de Agricultura nos pareció interesante participar de esta actividad, porque ayuda a mejorar el consumo y a la medida que aumenta el consumo tenemos una capacidad instalada de producción muy importante todavía”, dijo Furche.

En ese sentido, la representante de la FAO en Chile destacó que “las legumbres son casi semillas milagrosas, en el sentido de que ayudan a la nutrición humana” a través de los diferentes beneficios que tienen. “Se puede a veces también alimentar a los animales, es bueno para el suelo, es bueno para reducir la huella de carbono, es bueno porque es asequible para poblaciones con poco ingreso, es bueno porque es producido por agricultores de pequeña escala. Entonces ayuda a reducir la pobreza, mejora el medioambiente, reducir la obesidad. Hay tantos beneficios que lo vemos como una parte de nuestra estrategia para mejorar nuestros sistemas alimentarios. Por eso decimos semilla nutritiva para un futuro sostenible”.

En tanto, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, destacó que tanto en el mercado Tirso de Molina como en La Vega, ambos recintos ubicados en su comuna, se puede encontrar una gran variedad de leguminosas para el consumo de las familias. “Además, tengo una cercanía personal, debido a mi ascendencia. Estos alimentos fueron la base de mi alimentación y contienen una gran cantidad de elementos beneficiosos para la salud”, valoró.

Legumbres en Chile
El consumo per cápita de las principales leguminosas en Chile ha disminuido a una tasa media anual de -2,7% en la última década y en promedio los chilenos solo comen 800 gramos de lentejas y 200 gramos de garbanzos al año.

Una explicación es el cambio de hábitos de consumo de la población nacional, debido a la sustitución de proteína vegetal por proteína animal, producto de un mayor ingreso per cápita en el país y el acceso de fuentes de proteína de mayor precio.

El poroto, la lenteja, los garbanzos y las arvejas han mostrado una disminución en su consumo en la última década. Llama la atención que todas estas leguminosas, con excepción de la arveja, han tenido su mayor descenso en el consumo en los últimos cinco años, informó la FAO.

Beneficios de las legumbres
Contribuyen a la seguridad alimentaria a todos los niveles: se producen y se consumen en grandes cantidades en los países en desarrollo.

Tienen un gran valor nutricional: son una fuente fundamental de proteínas vegetales, aminoácidos y otros nutrientes esenciales.
Cero colesterol, alto contenido en hierro y zinc.
Bajo índice glicémico.
Fuente de fibra.

Sobre WordPress