Valparaíso: Servicio Nacional del Adulto Mayor y PUCV firman convenio de colaboración

El acuerdo busca afianzar los vínculos entre ambas instituciones para desarrollar acciones conjuntas que beneficien a la tercera edad en la región de Valparaíso. Nuestra Casa de Estudios cuenta con un Programa de Educación para Adultos Mayores que este 2015 cumple 30 años de existencia.

Valparaíso, 19 de Agosto de 2015.- La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso es la primera institución de educación superior a nivel regional que firma un convenio de colaboración con el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) con el objetivo de afianzar los vínculos conjuntos donde cada entidad aportará con sus capacidades para beneficiar a las personas mayores de la quinta región.

El acuerdo contó con la rúbrica del rector de la PUCV, Claudio Elórtegui; y la directora nacional del SENAMA, Rayén Inglés, en una ceremonia efectuada en el Salón de Honor de Casa Central.

A través de la alianza, nuestra Casa de Estudios se compromete a desarrollar acciones para promover el envejecimiento activo de los adultos mayores de la región; favorecer la incorporación de la temática de vejez en la formación de pre y postgrado como en la investigación; incentivar programas y campañas de apoyo en las carreras relacionadas con los adultos mayores; desarrollar seminarios y programas de formación en postgrado en el área gerontológica; entre otros.

“Este convenio se inscribe en la labor que realiza la PUCV en la vocación de servicio y social que nace con la Universidad, pues nuestra institución se origina a partir del aporte de una familia católica de la región y comienza con una orientación muy clara hacia los trabajadores. Esto se ha mantenido con un tremendo esfuerzo que hacemos para apoyar a los alumnos de menores recursos”, indicó el rector Elórtegui.
La PUCV este 2015 conmemora los 30 años de la creación del Programa de Educación para Adultos Mayores (PRODEPAM) que ofrece una serie de cursos en distintas áreas del conocimiento. “Esperamos que al amparo de este convenio se pueda potenciar nuestro Programa. Muchos adultos mayores son de escasos recursos y se requiere disponer de más financiamiento para llegar a distintos lugares de la región desde Petorca a San Antonio”, complementó el rector.

Por su parte, a través de esta alianza con la Universidad, el SENAMA aportará con su capacidad técnica y experiencia en el diseño de acciones conjuntas para mejorar la calidad de vida de las personas mayores; ofrecerá información actualizada y especialistas para promover la investigación, formación académica y el desarrollo de actividades relacionadas con los adultos mayores; coordinará y servirá de nexo con instituciones públicas y privadas que trabajen en el área de la vejez; y realizará actividades conjuntas de promoción del envejecimiento activo en la región.

“Destacamos esta alianza con la PUCV que tiene como objetivo fundamental poner el elemento de la vejez y el envejecimiento en la academia, en el escenario donde participan las personas mayores. Celebramos esta oportunidad, pues nos permitirá contar con profesionales mejor preparados para enfrentar este desafío, tomando mejores decisiones con los datos que se generan y conviviendo con la vejez. Vivimos en un país envejecido que requiere muchos elementos para generar las condiciones de oportunidad que los adultos mayores necesitan”, precisó la directora Rayén Inglés.

El director de PRODEPAM, Carlos Navarrete, valoró la iniciativa. “Nosotros podemos multiplicar nuestra acción en toda la región de Valparaíso con posibilidades de llegar a Viña del Mar, Quilpué, Calera y arribando posiblemente a San Antonio. Si recibimos aportes económicos podremos realizar un trabajo significativo, considerando que los adultos mayores son una población que crece y hay una enorme deuda con ellos”.

Se ofreció encuesta sobre adultos mayores
En la ocasión, el Programa de Estudios Sociales y Desarrollo de la PUCV ofreció un estudio de opinión sobre lo que piensan los jóvenes de los adultos mayores donde participaron 1,265 personas de entre 18 y 25 años.

Sobre cuáles son las mayores dificultades o problemas que enfrentan las personas mayores, el 77,6% de los jóvenes planteó que era la salud, el 59% indicó que era la situación económica y 37,7% se refirió a la soledad.

Un 51% señaló que sus abuelos u otro adulto mayor han influido mucho en su formación. Un 61,6% reconoció que los abuelos son o fueron muy importantes en su vida. Un 54,5% estuvo de acuerdo en señalar que les transmitieron sabiduría y un 71,8% indicó que ha respetado a sus abuelos. Un 67,6% planteó que ha recibido o recibió cariño de sus abuelos.

Sin embargo, un 10% advirtió que no ve nunca a sus abuelos y un 29% agregó que los visita una vez al mes. Un 24% los contacta una vez a la semana. Finalmente, un 61,3% reconoció que se siente muy feliz de compartir con ellos.



Sobre WordPress