Tribunal sueco mantiene orden de detención contra Assange

La Corte Suprema de Suecia rechazó un recurso presentado por el fundador de Wikileaks, Julian Assange, y mantuvo la orden de detención en su contra por acusaciones de delitos sexuales.

Assange 1105Estocolmo, 11 de Mayo de 2015.- La orden de prisión preventiva contra Assange, que el alto tribunal sueco resolvió mantener vigente, fue dictada en ausencia, en 2010. El creador de Wikileaks permanece refugiado en el interior de la embajada de Ecuador en Londres desde junio del 2012 para evitar una extradición a Suecia, que quiere interrogarlo por las acusaciones de agresión sexual, que él rechaza.

El fallo considera que en la situación actual “no existe motivo” para suspender la orden, que considera proporcionada, además de destacar el “gran interés” en que se desarrolle la investigación.

El Supremo dice haber tenido en cuenta que Assange ha sufrido restricciones a su libertad en el Reino Unido y recuerda la necesidad de buscar alternativas para hacer avanzar el caso, de ahí que considere positiva la decisión de la Fiscalía de aceptar viajar a Londres para interrogar al periodista australiano.
Batalla legal

El dictamen contó con el voto contrario de uno de los magistrados. Los abogados de Assange iniciaron el pasado verano una ofensiva en los tribunales suecos para pedir que levantasen la orden, pero tanto un juzgado de primera instancia como luego el Tribunal de Apelación de Svea rechazaron la demanda.

En ambos casos, se apeló a la gravedad de los hechos y al riesgo de que Assange pudiese querer esquivar el proceso legal y una hipotética pena, aunque se criticó también la pasividad de la fiscal superior, Marianne Ny. Esta cambió de postura en marzo pasado y mostró su disposición a enviar un representante a Londres para interrogar a Assange y practicarle una prueba de ADN, petición a la que el periodista australiano ha accedido.

El fundado de Wikileaks es buscado por cuatro presuntos delitos contra dos mujeres -que él niega- en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente. El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.



Sobre WordPress