País: Ministra de Educación afirma que el desarrollo de habilidades lectoras en los niños es una tarea país

La secretaria de Estado y el secretario ejecutivo de la Agencia de la Calidad presentaron los resultados de la Prueba de Escritura de 6º básico.

Las autoridades explicaron que si bien existen importantes desafíos pendientes, en promedio los escolares logran redactar textos coherentes que cumplen con el propósito comunicativo.

Santiago, 13 de Agosto de 2015.- “Estamos convencidos de que los talentos en el país se reparten en todos los sectores, y por lo tanto, es una tarea país lograr que todos se desarrollen y no estén condenados por la situación socioeconómica o por la cuna”, manifestó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, en la presentación de los resultados de la Evaluación de Aprendizaje Escritura 2014.

Estos resultados -correspondientes a la segunda aplicación de esta evaluación- muestran que, en su mayoría, los estudiantes de 6° básico logran redactar textos coherentes que cumplen con el propósito comunicativo y pueden comprenderse a modo global. Sin embargo, aún existen desafíos pendientes, pues un importante porcentaje de estudiantes no desarrolla adecuadamente sus ideas, ya que no profundiza, describe o explica algunas o muchas de ellas.

El detalle de estos resultados fue entregado por Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación. Asimismo, a la actividad también asistió el superintendente de Educación Escolar, Alexis Ramírez. Ambas instituciones –Agencia y Superintendencia- conforman el Sistema de Aseguramiento de la Calidad.

Si bien la prueba vuelve a mostrar una diferencia significativa entre las respuestas de los estudiantes del grupo socioeconómico bajo y alto, la ministra explicó que “a igual nivel socioeconómico, a iguales niveles de vulnerabilidad, hay colegios que lo hacen bien, muy bien, regular y mal. Y eso también lo tenemos que enfrentar, porque nos demuestra que hay factores –no todos socioeconómicos- para explicar la diferencia”.

En la oportunidad, la secretaria de Estado destacó también el valor de este instrumento, pues “permite saber cómo vamos, no sólo para tener un termómetro, sino por sobre todo tomar las medidas de cómo reforzamos; dónde tenemos que poner más empeño”, agregando que en esta tarea de mejorar el compromiso de las familias también es fundamental. Y, además, planteó que el desarrollo de las capacidades y habilidades en este ámbito no son sólo “tarea del profesor o profesora de lenguaje, esto es una tarea global como país”.



Sobre WordPress