Ministro Valdés descartó impacto en recaudación fiscal por simplificación técnica de la Reforma Tributaria

“No pensamos que haya razones, ni con la propuesta de simplificación que estamos haciendo, ni con los datos que estamos teniendo, para que la recaudación tributaria sea distinta”, sostuvo el titular de Hacienda, al exponer en la Comisión Especial Mixta de Presupuestos del Congreso.

Hacienda 1808Santiago, 18 de agosto de 2015.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, descartó que la simplificación técnica de la Reforma Tributaria implique una menor recaudación fiscal, tras anunciar la semana pasada la decisión del gobierno de enviar al Congreso un proyecto de ley en esta dirección. “No pensamos que haya razones, ni con la propuesta de simplificación que estamos haciendo ni con los datos que estamos teniendo, para que la recaudación tributaria sea distinta (a la proyectada originalmente)”.

Junto al subsecretario de la cartera, Alejandro Micco, el jefe de las finanzas públicas expuso ante la Comisión Especial Mixta de Presupuestos del Congreso sobre la implementación y recaudación de la Reforma Tributaria.

En la cita, Valdés sostuvo que es importante sacar adelante la iniciativa, pero no comprometió una fecha. “Esto no tiene ningún impacto para la recaudación del próximo año, más allá de efectos que puedan ser de clarificación, sino al 2018. Por lo tanto, creo que la urgencia de hacerlo antes del Presupuesto (2016) no es para nada clara”, aseveró. Del mismo modo, indicó que el proyecto de ley de simplificación de la Reforma Tributaria tendrá un nuevo informe financiero, como corresponde, el que se dará a conocer cuando ingrese la iniciativa legal.

El ministro también descartó que todos los países de la OCDE estén bajando tributos, explicando que “México hizo una reforma tributaria de 3 puntos del PIB y Colombia -que todavía no es OCDE, pero está en proceso- está haciendo una reforma grande en que la tasa de impuestos a las empresas va a subir a 42%”. Dijo que “el mundo que produce commodities, que produce minerales, está enfrentando restricciones fiscales que requieren de acción y eso es lo que han hecho estos países”.

El titular de la Hacienda insistió en que no está en discusión las tasas y por lo tanto, la recaudación de la Reforma Tributaria.

“Siempre uno puede hacer el argumento que bajando un impuesto va a terminar recaudando más. Para eso hay que tener tasas de impuestos tan altos, que bajarlos implique tener más recaudación. Estoy convenido que en Chile estamos en un nivel de tasas de impuesto en que eso no pasa y, por lo tanto, hacer el cálculo de que uno por bajar unos impuesto va a recaudar más, es un cálculo equivocado”.

Respecto a la situación de las pequeñas y medianas empresas, el titular de Hacienda sostuvo que “el tratamiento tributario que salió de la Reforma Tributaria es muy favorable” para estas firmas, precisando que el mecanismo del artículo 14 ter constituye “un mejoramiento significativo”. Precisó que el proyecto de simplificación no implica cambios en este ámbito. “Puede afectar la complejidad de las mallas societarias que son dueñas de estas pymes, pero en ningún caso hace que esto sea una restricción para este tipo de empresas”, aclaró.

Consultado por los parlamentarios sobre estimaciones de evasión, Rodrigo Valdés, dijo que “no tenemos datos suficiente para distinguir cuánto de la disminución de la evasión que se calcula para el IVA es por la factura electrónica y cuánto es por esfuerzos distintos que está haciendo el Servicio de Impuestos Internos”.

Empleo fiscal
Sobre consultas de parlamentarios respecto de cuánto de las cifras de creación de empleo se explican por un esfuerzo fiscal, el jefe de las finanzas públicas descartó que existan 90 mil trabajadores a honorarios adicionales que explicarían el aumento del empleo público. Aunque comprometió la entrega de datos específicos sobre contratación directa del Fisco, tema que no era parte de la convocatoria de la sesión, Valdés recordó que en las encuestas del INE las personas se autocatalogan respecto de en qué sector trabajan.

A modo de ejemplo, dijo que un encuestado difícilmente dirá que se desempeña en el sector público o privado: “va a decir yo trabajo en un colegio, y esa persona perfectamente podría estar trabajando en una empresa que le entrega servicios a ese colegio y aparece en ese bolsillo (empleo público) de la encuesta”. Además, expresó que “el número de empleos directamente del gobierno fue grande en un momento, pero ha ido perdiendo fuerza en este total”.



Sobre WordPress