Carson, como Trump, amenaza con abandonar el Partido Republicano

Al neurocirujano retirado y precandidato republicano a la presidencia de EE.UU. en las elecciones de 2016 le preocupa que no se respete la decisión de los votantes en el proceso de primarias para elegir candidato.

Carsosn 1212Washington, 12 de Diciembre de 2015.- Ben Carson, uno de los aspirantes mejor valorados en las encuestas en el repleto campo republicano, respondió así a una información publicada este viernes en el Washington Post (WaPo), según la cual los dirigentes del Partido Republicano estarían preparando una convención negociada para elegir a su candidato a la Casa Blanca en 2016.

“Si los líderes del Partido Republicano quieren destruir el partido, deberían seguir manteniendo encuentros como el descrito esta mañana en el Washington Post”, apuntó Carson en un comunicado. “Si eso fue el principio de un plan para subvertir la voluntad de los votantes y reemplazarla por la voluntad de la elite política, les aseguro que Donald Trump no será el único en abandonar el partido”, añadió.

Se trata de la primera vez que Carson, que durante varias semanas apareció como segundo en los sondeos de intención de voto entre los republicanos por detrás de Trump, plantea la posibilidad de abandonar la formación conservadora.

El neurocirujano afroamericano siguió así los pasos del magnate inmobiliario, que a lo largo de la campaña ya ha amenazado en varias ocasiones con abandonar a los republicanos y presentar una candidatura independiente a la Casa Blanca si no recibe un trato “justo” por parte del partido.

Tras los pasos de Trump
“Si no recibo un trato justo, ciertamente lo consideraría (una candidatura independiente)”, volvió a señalar Trump el pasado miércoles tras las numerosas críticas del partido por el que se presenta a su polémico plan de prohibir la entrada a EE.UU. a los musulmanes de forma temporal como medida contra el yihadismo.
De acuerdo con la información publicada este viernes por el WaPo, altos cargos del Partido Republicano plantearon esta semana, en una cena, la posibilidad de que se llegue a la Convención Nacional Republicana de Cleveland, el próximo julio, sin un candidato claro tras las primarias en todos los estados, ante lo que los delegados del partido buscarían un candidato de consenso.

Una “convención negociada”, en la que ningún aspirante tiene un número suficiente de delegados para convertirse en el candidato a los comicios de noviembre, solía ser algo común en la política estadounidense. Pero no ha habido ninguna en más de 60 años.

Sobre WordPress