Política: Senador Larraín (UDI) por nueva Constitución “Con la institucionalidad del país no se juega” es un “verdadero disparate político”

“En Chile queremos trabajar con sentido común y no prisioneros de talibanes ideológicos que están arrastrando un gobierno hacia un destino francamente disparatado”

Santiago, 02 de Diciembre de 2014.- El jefe de senadores UDI, Hernán Larraín dijo que es un “verdadero disparate político” el anuncio del Gobierno respecto del inicio en 2015 del proceso de elaboración de una nueva Constitución.

“Pensamos que con la institucionalidad del país no se juega. No se puede estar anunciando en forma sistemática el cambio de las principales reglas del juego del país, porque eso genera inestabilidad institucional, incertidumbre política y por cierto se afecta la gobernalidad del país”, aseguró.

Añadió que este anuncio significa, además, una señal a nivel internacional, donde “la institucionalidad que hoy existe no sirve para nada, que es necesario cambiarla por otra enteramente, nueva”. Generando así un ambiente de “incertidumbre jurídica”, dijo.

Acusó, que el Gobierno no ha definido el proceso de cómo llevará a cabo esta nueva Constitución.

“Se habla de asamblea constituyente, pero el Gobierno no ha tenido los pantalones para decir si va haber o no asamblea constituyente”. Afirmó que “el Gobierno lo único que ha tenido son vacilaciones” y que solo insiste en el tema por una “majadería ideológica inexplicable”

Larraín aludió a los cambios realizados a la Constitución durante la administración de Ricardo Lagos en el año 2005

“Más inexplicable es cuando el año 2005 el entonces presidente Ricardo Lagos, promulgó los cambios más importantes realizados a la Constitución de 1980. Tanto es que se habló de la “Constitución del 2005”.

“¿Qué pasó entre el 2005 y 2014. Es que la Nueva Mayoría reniega de todo lo que hizo la Concertación? ¿Es que hoy día en el gobierno de Bachelet quiere echar por tierra lo que hicieron gobernantes como Ricardo Lagos?”, planteó.

Afirmó que como oposición ven “con profunda inquietud que el Gobierno no atina a dar con un rumbo adecuado para sacar adelante al país de los problemas que tiene, del frenazo económico, de la inseguridad ciudadana, de los problemas del transporte. Problemas reales que son de alguna manera eclipsados por esta voluntad refundacional”

Aseguró que desde la UDI, no solo están abiertos a debatir sobre el tema, sino que también han presentado proyectos de reformas constitucionales.

“Tenemos la mejor de las voluntades para seguir trabajando en otras reformas constitucionales que el Gobierno quisiera promover. Lo que rechazamos es un proceso que procura cambiar la Constitución”. Planteó que es “conveniente para Chile una evolución pactada”, modificando “lo que se considera inadecuado, por algo que sea mejor”



Sobre WordPress