Medioambiente: 23 empresas certificadas en Producción Limpia logran reciclar más de 15 mil toneladas de neumáticos fuera de uso

El Acuerdo de Producción Limpia (APL) generó una innovadora industria que eliminó 40 basurales clandestinos. La iniciativa prepara a la industria del neumático para futuras regulaciones en el ámbito de la responsabilidad extendida del productor (REP).

APL NEUMÁTICOS 2410Santiago, 24 de Octubre de 2014.- Con el aumento de un 5% a un 21% en la tasa de recolección y aprovechamiento de neumáticos fuera de uso (NFU), 23 empresas y 43 instalaciones de la industria del neumático de las Regiones Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins recibieron certificación del Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL) en una ceremonia presidida por la subsecretaria de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Katia Trusich.

Esta certificación en Producción Limpia distingue a las principales empresas del rubro, Goodyear, Michelin, Bridgestone-Firestone y Pirelli, importadores, distribuidores, puntos de venta, plantas recauchadoras y grandes usuarios como Metro, que asumieron el desafío de instaurar una nueva era en el manejo de los neumáticos fuera de uso que se generan en las Regiones Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins.

La directora (s) del Consejo Nacional de Producción Limpia, Ximena Ruz, destacó que con el APL la industria del neumático se anticipó al cumplimiento de la futura Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que define a los NFU como productos prioritarios.

“Con la próxima Ley REP, el sector tiene un gran potencial para desarrollar proyectos innovadores en todo el ciclo de vida de los NFU -fabricación, consumo y reciclado- que permitirán generar ahorros en sus costos y disminuir radicalmente las cargas contaminantes al medio ambiente”, agregó.

Por su parte, la subsecretaria de Economía, Katia Trusich, señaló que las empresas del rubro han dado un primer paso para incorporar la responsabilidad social

“Este APL es un ejemplo concreto de cómo se puede incorporar la responsabilidad social cuidando el medioambiente y además con una visión de negocios. Aquí hay un tremendo esfuerzo de asociatividad que debe ser un motivo de orgullo para la Cámara de la Industria del Neumático que ha logrado aunar a sus miembros para hacer una contribución al medio ambiente y ver que esto también es una oportunidad de negocios”, expresó Trusich

En términos de impactos, el gerente general de la Cámara de la Industria del Neumático (CINC), José Browne, expresó que este primer APL del sector constituye un ejemplo de colaboración entre los sectores público y privado, situando a Chile como uno de los líderes en el reciclaje de neumáticos en Latinoamérica.

“Las más de 80.000 toneladas de NFU generadas en Chile cada año, representan un enorme desafío y a la vez enormes oportunidades para extender el ciclo económico de los mismos. Para ello, es condición necesaria establecer un marco regulatorio adecuado, que nos permita alcanzar niveles de reciclaje cercanos al 100%, como ocurre hoy en Europa, Japón o Norte América”, enfatizó.

Impactos del APL
La implementación del Acuerdo de Producción Limpia “Prevención y Valorización de Neumáticos Fuera de Uso” suscrito en 2009 por el CPL y la Cámara de la Industria del Neumático de Chile (CINC), significó la recuperación y valorización de 10.000 toneladas de NFU al año 2012 lo que equivale al 21% de las 47.000 toneladas generadas anualmente.

En 2008 se producían en Chile cerca de tres millones de NFU por año, correspondiente a 42.000 toneladas de residuos de compleja manipulación, de los cuales sólo se recolectaba un 5%. A partir del APL, se inauguró la primera planta de trituración y granulación de caucho del país -Polambiente-, constituyendo un importante punto de valorización en la Región Metropolitana con capacidad para tratar 6.500 toneladas al año.

Según los datos entregados por CINC, en 2010 se recuperó y valorizó en la planta de Polambiente, en Lampa, un total de 3.800 toneladas de NFU, 5.000 toneladas al 2011 y 5.700 toneladas en 2012, totalizando 14.500 toneladas durante el período de implementación del APL, y además incorporó una cultura ambiental en los puntos de venta en la Región Metropolitana.

Al término del APL, se contaba con más de 238 puntos de generación que participan activamente como puntos responsables en la gestión de NFU y aunque sólo 110 instalaciones firmaron el APL, se necesitaron más puntos para abastecer las necesidades de la planta de Polambiente, por lo que instalaciones adicionales se esforzaron por cumplir las condiciones para el retiro de NFU, como es el caso de las empresas de transportes.

Otro de los logros corresponde al trabajo conjunto con el Ministerio de Obras Públicas, que desarrolló el “Estudio de Factibilidad técnica, económica y social del uso de caucho en mezclas asfálticas”, el que indica que el polvo de caucho en mezclas asfálticas actúa como espesante y aumenta su elasticidad, mejorando su comportamiento como capa de rodadura, lo que resulta en mayor durabilidad y prolongación de la vida de servicio de los pavimentos.



Sobre WordPress