Educación: U. de Santiago inaugura Diplomado que favorece la inclusión social de personas en situación de discapacidad

Avanzar hacia líneas de acción que permitan involucrar a la comunidad de la U. de Santiago en el estudio de los Derechos Humanos, es el objetivo de la primera versión del Diplomado “Inclusión Social, Derechos Humanos y Discapacidad”, que imparte la Facultad de Humanidades de dicha casa de estudios en alianza con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). La ceremonia inaugural de este Programa congregó a diversos actores interesados en la inclusión activa de personas en situación de discapacidad.

 

Por María José Silva y Andrés Vera

Santiago, 22 de Octubre de 2014.- «Este Diplomado se hace cargo de la deuda histórica que tenemos como país frente al problema de la discapacidad y también constituye una oportunidad de cambiar lo que hemos heredado en materia sociocultural”, sostuvo el Dr. Marcelo Mella, decano de la Facultad de Humanidades (FAHU) de la Universidad de Santiago de Chile, en la ceremonia inaugural de la primera versión del Diplomado Inclusión Social, Derechos Humanos y Discapacidad. La autoridad puso de relieve la importancia que reviste para la Universidad de Santiago contar con una iniciativa de estas características en el contexto de una sociedad desigual en la que conviven distintos dispositivos de violencia estructural, impidiendo a las personas alcanzar su máximo nivel de desarrollo.

El Diplomado es impartido por la FAHU en alianza con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), cuyo jefe de Educación, Enrique Azúa, precisó que es primera vez que implementan este tema a través de un diplomado y que la deuda en este ámbito es apremiante. “El tema de la discapacidad tiene poco incluida la perspectiva de los Derechos Humanos. Por eso hoy nos parece necesario y significativo abordarlo desde esta visión y sobre todo promocionarlo en esta Casa de Estudios”, subrayó Azúa, para quien la relevancia de este Programa radica, a su vez, en su capacidad de reunir “en un diálogo trascendente”, a personas que están trabajando en discapacidad en los municipios y también a defensores y defensoras de los derechos humanos de las comunas.

Por su parte, el coordinador académico del Diplomado, Enrique Norambuena, señaló en su alocución, que “el desafío es del tal magnitud para los efectos de inclusión social plena y efectiva de los discapacitados, que si no se logra instalar esta problemática en todos los sectores de la sociedad va a costar mucho cerrar la brecha”. Asimismo, instó a trabajar en conjunto entre las redes que abordan este tema, para fomentar y mejorar las condiciones de las personas en situación de discapacidad.

Norambuena aseguró que “este Diplomado tiene un valor extraordinario y estratégico de generar alianzas institucionales y de formación en derecho. Esta iniciativa que tuvo la Universidad y que fue acogida por el INDH, marca un rumbo estratégico de la sumatoria de fuerzas, de espacios, de voluntades, de recursos. Se van sumando factores que pueden contribuir a que esto sea un éxito y que una vez terminado el Diplomado, no solamente continúe, sino que todo lo aprendido, sea replicado en la sociedad civil y el mundo académico y de esta manera se propicie que cada chileno y chilena participe de los beneficios del desarrollo humano con inclusión y respeto a la diversidad”, aseguró.

Abandono de la perspectiva de caridad
Para la trabajadora social de la Oficina de la Discapacidad de la Municipalidad de Huechuraba, Ivonne Gómez, “el tema de la inclusión de personas en situación de discapacidad es muy relevante y poco tocado por las políticas públicas a nivel nacional e internacional”, por lo que considera relevante el Diplomado en el que ya comenzó sus estudios, sobre todo, su perspectiva metodológica.

Para Ricardo Villa, profesional del INDH, el Programa supone todo un vuelco en el tratamiento de la discapacidad “puesto que deja de ser un asunto de caridad. Desde la perspectiva de los Derechos Humanos, se asume la importancia de que las personas en situación de discapacidad hagan valer sus garantías y que el resto de la sociedad se haga cargo de una inclusión activa y real. En un plantel como la U. de Santiago, esta discusión se puede dar fácilmente y tener un efecto multiplicador”, afirmó.

En opinión de Catherine Muñoz, presidenta de la Unión Nacional de Instituciones de Ciegos de Chile, hace mucho tiempo “que habíamos conversado la necesidad de un Diplomado que incluyera discapacidad. Como dirigente, mujer y no vidente, creo que es muy importante replicar estas enseñanzas dentro de las instituciones y no sólo en Santiago, también en regiones”.

 

El Diplomado, cuyas clases se iniciaron este viernes y sábado recién pasado, contempla 120 horas de clases presenciales en las que se analizarán temas como el marco conceptual de la discapacidad; derechos humanos; la inclusión social y la no discriminación arbitraria; y aspectos de institucionalidad, políticas y líneas de acción en esta área.

 



Sobre WordPress